Tras la lectura del veredicto de la corte federal de Brooklyn, el Chapo (de 61 años) hizo un gesto con la mano para saludar a Emma Coronel. La joven de 29 solo atinó a responder levantando el pulgar de su mano derecha y a cruzarse las manos en el pecho en señal de abrazo. Después le lanzó un beso. Apenas logró mandarlo, pues los alguaciles retiraron al narcotraficante.

Fue el juicio del siglo, uno de los capos más importantes y sanguinarios de la historia. Durante los testimonios pudimos enterarnos de las redes de corrupción en México, el alcance internacional del cártel de Sinaloa y de muchos relatos sangrientos y grotescos (algunos, inimaginables) que tenían al centro a uno de los criminales más famosos de este país.

Emma Coronel en el día en que se dio a conocer la sentencia del Chapo. Nueva York, Estados Unidos. 12 de febrero de 2019. REUTERS/Brendan McDermid

Emma Coronel en el día en que se dio a conocer la sentencia del Chapo. Nueva York, Estados Unidos. 12 de febrero de 2019. REUTERS/Brendan McDermid

Emma Coronel, por otro lado, fue una figura al centro de los medios, la gente quería saber sus reacciones, cómo vestía (el día de hoy vestía con pantalones negros y chaqueta oscura). Ella fue cada día del juicio a la corte, se dice que escogía los atuendos del capo. Una pregunta está abierta: ¿qué pasará ahora?

Síguenos en Facebook

¿Qué te parece?