“Si acusas a alguien, te pueden matar”; habitantes de Tejupilco

10-02-2019 hace 6 meses

MariaRod

“La sagrada familia. No sabía que ibas a venir, te estaba esperando".

Estado de México, México .- Habitantes del municipio de Temascaltepec viven con miedo, no pueden hablar libremente y acusar a alguien, porque, si acusas a alguien, seguro que te matan, indicó un habitante.

A la altura de la comunidad de Pueblo Viejo, en el Municipio de Temascaltepec, a orillas de la carretera proveniente de Toluca, se erige un altar monumental coronado con un mensaje de bienvenida a los visitantes:

“La sagrada familia. No sabía que ibas a venir, te estaba esperando".

Veinte minutos más adelante se encuentra Tejupilco, la puerta de acceso a Tierra Caliente, que en el lado mexiquense es controlado a plomo por La Familia Michoacana.

Debido a la visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador a esta zona, fueron desplegados mil elementos del Ejército y la Policía Federal, y otro millar de agentes estatales y municipales, de acuerdo con fuentes del Gobierno del Estado de México.

"Aquí es Tierra Caliente; más que nada la conocen así por el clima, pero también por lo 'caliente'", dice Lauro, el señor que vende pepitas junto con su hijo en la Ciudad Deportiva Tejupilco, donde López Obrador presentó el plan de becas para estudiantes.

La llegada del Primer Mandatario ocurre en un contexto de guerra declarada de La Familia contra policías municipales y ministeriales de la zona.

Pobladores señalaron que el pasado 29 de enero aparecieron tres mantas en las que "los de la maña" acusaron a los agentes de secuestrar, extorsionar y "aterrorizar" al pueblo.

"Por la cantidad de quejas y atracos La Familia Michoacana ha decidido tomar acciones al respecto en contra de estos agentes ministeriales", decía una de las mantas.

El pepitero Lauro recuerda que a inicios de enero, en Bejucos, dos ministeriales fueron emboscados y ejecutados.

“Mientras no te metas con ellos, no pasa nada. Se meten mucho con la justicia porque no los dejan trabajar. Se meten mucho con policías y ministeriales", dice.

Pero, el pepitero habrá olvidado que otra de las mantas que colgaron los de La Familia era una advertencia a los propios pobladores, como recuerda la señora Reina, que trae en las manos una petición para que le ayuden con cemento para su casa.

“Decía que era un aviso para el pueblo de Tejupilco, que no anduvieran muy confiados de estar en la noche, que a las nueve todos tenían que estar encerrados", rememora.

DEBATE