La travesía de un migrante, un camino sin oportunidades

10-02-2019 hace 5 meses

Alheli Abundis

Toluca, Estado de México a 10 de febrero de 2019.- Moisés Sánchez Méndez originario de Guatemala fue deportado de Estados Unidos, por lo que regresó a México y actualmente se encuentra en la zona de la Maquinita en Toluca, Estado de México.

Con hambre y frío Moisés se las ha arreglado para seguir su camino, esta vez de regreso a su país natal pues se enteró de que su madre se encuentra enferma.

Al respecto, la especialista en Migraciones Internacionales, Norma Baca Tavira señaló que el tema de la migración en el país tiene que ver más con ser un canal para llegar al ya conocido sueño americano, pues difícilmente los migrantes del sur se quedan en un lugar pues al ser indocumentados difícilmente se les brinda apoyo o un empleo.

Sin embargo para Moisés, su paso por Estados Unidos no fue bueno, pues comenta que en ocasiones realizaba los trabajos que se le pedían pero al final no le pagaban, pero su travesía continúa pues a su llegada a Toluca fue asaltado, golpeado y arrastrado quitándole el poco dinero que tenía y un celular del cual menciona que le costó mucho conseguirlo.

“Afortunadamente no me mataron, gracias a Dios sigo vivo y pues ya sé que son golpes, ya que, pero al menos no me mataron”.

El migrante Guatemalteco señaló que en México, la mayoría de las personas son hospitalarias pues le regalan comida y ropa, sin embargo comentó que en la frontera sur del país se debe atener a las consecuencias de pasar junto a bandas de alto peligro como Los Zetas y los Maras.

A pesar de lo sucedido a Moisés, la especialista aseguró que el camino por el centro de la República, incluyendo la capital mexiquense es la vía más segura pues comentó que el camino por el Golfo de México se ha tornado violento para los migrantes.

“Hay distintas rutas, está es la que ahora se toma, después de que se puso violenta la situación en el Golfo de México, así que ahora van por el centro cruzando Toluca, Michoacán, después llegan a Guadalajara y suben al norte por toda la costa”, informó Baca Tavira.

También lamentó que en los tres niveles de gobierno se este fallando en los programas en beneficio para los migrantes, pues aunque se cuenta con derechos humanos y el derecho del libre tránsito, la difusión de este no se realiza lo que conlleva a que existan abusos de autoridad e incluso de los mismos ciudadanos hacia los migrantes.

Los distintos gobiernos deberían de hacer una campaña de difusión en el sentido de los derechos humanos para informar a los habitantes qué hay un derecho de migración, que si bien el migrante debe de respetar a la sociedad, la sociedad debe de ser tolerante e inclusiva; hay que empezar a hacer conciencia” explicó Blanca Tavira.

Otro punto importante es la falta de albergues para los migrantes pues son tan pocos los albergues y tantos caminantes que -como el caso de Moisés- terminan por quedarse en la calle o en dentro de los fríos vagones del tren.

En Pino Suarez hay un albergue de un señor que también es gabacho, el también venía de Guatemala y ahorita ya puso un albergue aquí para nosotros pero el problema es que es un lugar muy chico y no cabemos y luego hasta nos tenemos que quedar nada más sentados y ahorita lo quieren agarrar preso por se complice de los inmigrantes, el señor se llama José Ángel y él es el que nos está ayudando, el problema es que somos muchos” comentó Moisés.

Pero la situación no sólo es para los países del centro y sur de America, pues la especialista señaló que también existen casos de migrantes del sur del país que han tenido que moverse de sus orígenes por la situación económica de su estado, al igual que en el caso de Chiapas y Oaxaca, por el tema de los sismos del 2017 que los dejaron sin hogar y sin un abasto económico.

Guillermo Rueda/SéUno Noticias