Las costumbres religiosas suelen transformarse y muchas de ellas no desaparecen porque están asociadas a prácticas y costumbres populares

El origen del Día de la Candelaria es religioso.

Las costumbres religiosas suelen transformarse y muchas de ellas no desaparecen porque están asociadas a prácticas y costumbres populares.

El Día de la Candelaria se celebra la presentación del Niño Jesús en el templo, y es la conclusión de las festividades que inician con la Navidad o nacimiento de Jesucristo, y continúan con la llegada de los Reyes Magos, que le llevan presentes (acto simbolizado con los niños que se encuentran en las roscas de reyes).

En el siglo VI pasó a Occidente y se empezó a festejar en relación con la vida de Jesús.

La Candelaria es el resultado de la tradicional Rosca de Reyes, que simboliza cuando José y María escondieron a Jesús para protegerlo de Herodes. Quien tiene la suerte de encontrar al niño en su pedazo de rosca, debe cuidarlo y vestirlo hasta el 2 de febrero, fecha en la que debe de ofrecer tamales para la veneración de la tradición.

Además, la Virgen de la Candelaria es una de las muchas formas en las que se conoce a la madre de Jesucristo.

Según el santoral de la iglesia católica se escogió el 2 de febrero para que fuera su día, que celebra la purificación de la Virgen María después del parto, para cumplir la prescripción de la Ley del Antiguo Testamento.

REDACCIÓN DIGITAL EL HERALDO DE MÉXICO

Síguenos en Facebook

¿Qué te parece?