El actor Zac Efron dará una vuelco a la imagen de galán de Disney para convertirse en “Ted Bundy”, el asesino serial más famoso de Estados Unidos, al interpretarlo en la cinta “Extremely wicked, shockingly evil and vile” (“Extremadamente malvado, sorprendentemente malvado y vil”).

La cinta marca el regreso del director Joe Berlinger a Park City, que se estrenará durante el Sundance Film Festival, en lo que también marca la primera incursión narrativa del veterano documentalista, pues se trata de una película de suspenso fuera de lo tradicional.

Ese séptimo filme de Berlinger con guión de Michael Werwie inicia con una historia de amor en 1969, cuando el galán “Ted Bundy” se encuentra con “Liz Kloepfer” una madre soltera, protagonizada por Lily Collins, en un bar de Seattle.

Los dos comenzarán una relación a partir de una comedia romántica hasta que “Bundy” es detenido por una señal de alto y es encarcelado como sospechoso en una serie de asesinatos de mujeres jóvenes.

El director luego pasa por diversos eventos como los éxitos del acusado tras las rejas y en la sala de audiencias, en los cuales muchos parecen improbables y extravagantes, como cuando grupos de mujeres jóvenes se desmayan por su buena apariencia, así como más de un escape de una prisión de alta seguridad.

Por ello, con su carisma natural, el protagonista, quien fue la primera opción de Berlinger para este papel, muestra la atracción que Bundy tuvo con las mujeres jóvenes.

Al respecto, Zac Efron subrayó que evitó enaltecer o glorificar a “Ted Bundy” y que lo más intrigante de su personaje fue el final, cuando mira a Liz y afirma que no es un tipo malo.

Por su parte Lily Collins compartió que se reunió con “Liz”, quien le mostró fotos familiares que nadie ha visto, en las que se observa a Ted cargando a su hija Molly, en lo que aparenta ser una familia feliz, así como una caja de cartas de amor escritas a mano en el que se podía sentir el amor y la ira.
Fuente: Excelsior

Síguenos en Facebook

¿Qué te parece?