ESTADOS UNIDOS.- Un niño de 10 años, llamado Seven Bridges se quitó la vida luego de ser bulleado constantemente por sus compañeros en un colegio de Kentucky.

Nació con problemas en el intestino delgado y fue sometido a 26 cirugías para mejorar su salud, pero no tuvieron resultado. Finalmente, los médicos le realizaron una colostomía y le colocaron una pequeña bolsa en el abdomen para recolectar sus heces fecales.

Su salud mejoró considerablemente, peor el bullying por parte de sus compañeros aumentó. Solían decirle que ‘olía mal’. También llegaron a discriminarlo por su color de piel.

Descubrimos que el sistema escolar tenía muchos agujeros y muchas inconsistencias con sus políticas sobre el acoso escolar. Se quedaron en el mensaje verbal, el servicio de tolerancia cero, pero no cumplieron”, dijo Tami Charles, la madre del pequeño Seven.

Él sólo quería ser normal, eso es todo”, agregó.

Por su parte, el director de comunicación del colegio, dijo estar destrozado por la noticia: “Nuestros corazones están rotos por esta familia. La comunidad escolar está lastimada en estos momentos”.

seven-brides-suicidio.jpg

Semanas antes de que la tragedia ocurriera, sus padres habían decidido cambiarlo de escuela para que hiciera ‘nuevos amigos’, sin embargo, el pequeño no resistió los abusos y decidió acabar con su vida antes de poder comenzar de nuevo.

EXCELSIOR

 

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook