CIUDAD DE MÉXICO.- El año ha tenido un comienzo un tanto difícil para muchos automovilistas en distintos estados del país por un problema en el abasto de combustibles, así que antes de que caigas en pánico y corras a llenar tus garrafones y otros depósitos con gasolina.

Es por ello que hemos hecho esta pequeña lista con cinco consejos que te ayudarán a tener un uso más eficiente del combustible en tu vehículo, y que esperamos te puedan ayudar a crear un buen hábito este inicio de año, porque siempre debemos procurar aprovechar de mejor manera todas las fuentes de energía, sobre todo, las no renovables como el petróleo.

Si bien, las siguientes líneas te ayudarán, recuerda que el tamaño del motor y el peso del vehículo influyen directamente en su consumo de combustible, así que si tienes una camioneta V8, no esperes milagros.

1. Quita todo el peso extra

Somos fans de cargar hasta con el perico en el auto “por si se necesita”. Pero lo primero que debes hacer es eliminar todo el peso extra del coche, racks para bicicletas, cajas con cosas que no necesitas en la cajuela, hamburguesas de carga del toldo y cualquier otro elemento extraño al auto. Estos accesorios no sólo agregan peso, también interfieren con la aerodinámica del auto, agregándole arrastre aerodinámico, que significa, mayor esfuerzo del motor para mover al vehículo.

2. Revisa las llantas

La presión correcta de los neumáticos también es fundamental, por ello al menos una vez cada 15 días debes checar que todas las llantas estén correctamente infladas. Esto se debe hacer por las mañanas, cuando las llantas están frías.

Revisa en el manual de usuario o bien, en una calcomanía que viene pegada en el marco de la puerta del lado del conductor, cuál es la presión correcta dependiendo de las personas y la carga que lleves normalmente en tu auto. Al mantener las llantas infladas correctamente, ayudas al motor a esforzarse menos para mover el auto.

3. Servicios

También es muy importante que lleves el auto al servicio cada que lo indique el fabricante, pues en éstos se revisan elementos como los sensores del aire, inyectores, filtro y otros elementos del cuerpo de aceleración para mantenerlos funcionando en óptimas condiciones.

Los errores en estas piezas también pueden causar lecturas incorrectas y con ello un consumo mayor de combustible.

4. Aire Acondicionado

Aunque ya no es como en el pasado, el uso del aire acondicionado sigue siendo un factor que eleva el consumo de combustible en un vehículo, pues en la gran mayoría de los casos, el motor principal del sistema está anclado mediante una banda al propulsor del automóvil, por la fuerza de movimiento que requiere para mantener el habitáculo fresco.

Así que de ser posible, baja un poco la ventanilla.

5. Manejo

Este debe ser quizá el factor más importante para elevar o reducir el consumo de combustible en un automóvil, pues nuestro pie derecho a veces es el peor enemigo del tanque de gasolina.

Por ello, debemos procurar un manejo tranquilo, no acelerar a fondo cuando la luz del semáforo cambia a verde, ni dar acelerones intempestivos en el tráfico, todo ello sólo nos lleva a subir las revoluciones del motor y eso significa más ciclos de cada pistón y más combustible inyectado a la cámara de combustión.

Si te encuentras con el tráfico fluido, trata de llevar la transmisión a las marchas más altas y mantén el cuenta revoluciones máximo a dos mil revoluciones por minuto, con ello tendrás un desempeño parejo y el auto consumirá menos combustible.

Sigue estos sencillos pasos y verás que el combustible de tu automóvil durará más kilómetros.

EXCELSIOR

¿Qué te parece?