Toluca, Estado de México a 09 de enero de 2019.- La tarde de este miércoles se produjo una fuerte discusión entre habitantes y administradores de una gasolinera.

Decenas de compradores asistieron a la gasolinera ubicada en Lerdo esquina con Hidalgo cargando garrafones, garrafas y hasta cubetas, con la intención de adquirir un poco de gasolina ante el desabasto que se da en la entidad.

Al comenzar la venta los empleados se negaron a vender dicho combustible, argumentando que por de seguridad solo le despacharían a los autos.

Al lugar arribaron policías municipales para tratar de calmar a los enfurecidos ciudadanos.

La medida de seguridad se ha implementado ya que los recipientes como garrafas, botes, garrafones o cubetas no tienen el diseño para este efecto y son altamente inflamables. Además de que los vapores que emanan provocan graves daños a la salud como:

  • Enrojecimiento y ardor en los ojos
  • Desprendimiento de retina y ceguera
  • Pérdida del oído
  • Pérdida del olfato
  • Cáncer en combinación con los rayos del sol
  • Diarrea
  • Vómito recurrente y perforación del esófago, entre otros.

Hacemos un llamado a la población a no arriesgarse y considerar que con tan solo una chispa cerca de estos depósitos se generará un grave incendio que llevará a un terrible accidente.

Alhelí Abundis/ SéUno Noticias

Síguenos en Facebook

¿Qué te parece?