López Obrador pidió confianza en su plan contra el robo de combustible, pues argumentó se han evitado pérdidas, hasta el momento, de 2,500 millones de pesos para Pemex.

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que ha habido molestias por el desabasto de gasolina en algunos estados del país, debido a la implementación de su plan contra el robo de combustible. Pidió confianza en su plan, pues argumentó se han evitado pérdidas, hasta el momento, de 2,500 millones de pesos para Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Antes del plan del robo de gasolinas, en promedio eran 787 pipas diarias (robadas); con el plan se ha bajado a 177 pipas diarias, es decir, 610 pipas menos diariamente. En total, desde que iniciamos el plan se han robado 8,540 pipas menos. Si se colocaran las pipas una tras otra son como 80 kilómetros de pipas las que ya no se han robado. En dinero ha significado un ahorro de 2,500 millones de pesos”, señaló López Obrador.

“Informo esto para agradecerle a la gente por su apoyo, por su respaldo. Y sí, ha habido molestias en algunos lugares, no ha sido generalizado, pero no ha sido en vano. Si los ciudadanos nos siguen apoyando, nos siguen respaldando, vamos a acabar con la corrupción, que ese es el propósito: cero corrupción, cero impunidad. Ahí están los resultados”, añadió AMLO.

Sin embargo, el Presidente reconoció que, “todavía no es para cantar victoria, para echar las campanas al vuelo, porque es desenraizar, arrancar de raíz un sistema corrupto, desarrollado al amparo del poder público, una vergüenza, y hay otros casos, pero nos vamos por partes, vamos a ir poco a poco”.

López Obrador reiteró que no existe un problema de suficiencia de combustibles, únicamente de desabasto, porque ahora se trasporta el combustible en pipas.

Se trata, dijo, “que podamos transportar combustible también con pipas, pero utilizarlas más y estar viendo qué es lo más conveniente, graduando sin afectar el abasto. Debe quedar muy claro: hay suficiente combustible en el país, tenemos gasolinas en el país, no es un problema de abasto nacional, es una situación especial de distribución que estamos normando para evitar el robo”, expuso el mandatario.

Andrés Manuel López Obrador dijo saber que hay quienes no están de acuerdo con su plan de cerrar los ductos de Pemex para distribuir a través de pipas el combustible.

“Más debate y diálogo. Ayer, por ejemplo, mencioné que nos costaba más barato trasladar la gasolina por ductos que en buques tanque y el ferrocarril; es una cosa obvia, y que era más caro el traslado de combustibles por pipas. Inmediatamente los analistas, adversarios, diciendo: ‘Sí, ya no se usan los ductos, pero ahora sale más caro trasladar la gasolina por pipas’. ¡Pues sí! Pero es muchísimo más caro que se la roben; o sea, sentido común, que es a veces el menos común de los sentidos, de juicio práctico, pero es buena la polémica, el que podamos debatir para saber cómo van las cosas”, aseveró López Obrador.

Fuente: El Economista

¿Qué te parece?