Facebook no es tu amigo, lo es de las grandes empresas de tecnología a quienes ha dejado acceder a tu información privada con el fin de hacer sus servicios más atractivos para ti, a cambio la red social de Mark Zuckerberg impulsaba su crecimiento de usuarios y vendía más publicidad a dichos negocios. Un trato en el que todos ganan, menos el usuario.

De acuerdo a una nueva investigación de The New York Times, Facebook permitió a Netflix, Spotify, Amazon, Apple, Microsoft y otros gigantes tecnológicos saltarse las trancas de seguridad de las que siempre ha presumido y usar nuestros datos como herramienta/arma en las negociaciones con otras compañías, o cuando éstas están en su contra.

La investigación de The New York Times se sustenta en 270 páginas de documentos internos revisadas y entrevistas con más de 50 empleados y ex empleados de la compañía, en los que se revelan casos como el de Netflix y Spotify, quienes recibieron permiso de Facebook para leer los mensajes privados de sus usuarios, borrarlos y ver quiénes eran los participantes de la conversación. Spotify aún tiene acceso a esta información.

Otra de las revelaciones hechas en el reportaje indican que el buscador Bing de Microsoft pudo conocer, sin consentimiento de los usuarios, los nombres de todos los “amigos” que tiene una cuenta de Facebook.

La red social permitió que Amazon obtuviera los nombres de los usuarios y la información de contacto a través de sus amigos, y este 2018 le permitió a Yahoo ver las publicaciones de los contactos, a pesar de las declaraciones públicas de que había interrumpido ese tipo de intercambio años antes. Amazón emitió una declaración en el diario El País afirmando que no esta haciendo nada malo.

“Amazon utiliza las API proporcionadas por Facebook para habilitar las experiencias de Facebook para nuestros productos. Por ejemplo, dar a los clientes la opción de sincronizar los contactos de Facebook en una tableta de Amazon. Utilizamos la información solo de acuerdo con nuestra política de privacidad”, afirmó la empresa.

En 2011 la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos prohibió a la red social compartir datos de usuarios sin un permiso explícito. Ahora bien, Facebook no ha vendido tal cual el acceso o los datos de los usuarios (o al menos no se ha descubierto aún), pero si los utiliza como moneda de cambio con sus amigos.

“En total, las ofertas descritas en los documentos beneficiaron a más de 150 compañías, la mayoría de las cuales son negocios de tecnología, incluidos minoristas en línea y sitios de entretenimiento, pero también fabricantes de automóviles y organizaciones de medios. Sus registros buscaron datos de cientos de millones de personas por mes. Las ofertas, la más antigua de las cuales hasta el año 2010, estaban todas activas en 2017. Algunas todavía estaban vigentes este año”, explica TNYT.

En información reciente, de la cual les contamos en este link, se dio a conocer que luego de que Facebook cerrara el acceso de su plataforma a todos los desarrolladores, la mantuvo abierta para sus aliados como Airbnb o Netflix, pero lo cerró a las que no eran sus “amigas”.

¿Cuánto valen los datos? Según el Interactive Advertising Bureau este año las empresas estadounidenses gastarán cerca de 20 mil millones de dólares para adquirir y procesar datos de sus potenciales consumidores. “Los datos personales son el petróleo del siglo XXI, un recurso que vale miles de millones para aquellos que pueden extraerlo y refinarlo de la manera más efectiva”, advierte TNYT.

Facebook no ha emitido un comunicado oficial sobre esta nueva información, pero no pueden tardarse mucho en hacerlo, después de todo estamos hablando de un escándalo mucho mayor al que les representó Cambridge Analytica.

Redacción Código Espagueti

Síguenos en Facebook

¿Qué te parece?