Tan diferentes, que anoche se demostró que lo único que tienen en común es la profesión.

Saúl Canelo Álvarez derrotó sin dificultad a Rocky Fielding para convertirse en campeón supermediano de la Asociación Mundial de Boxeo y con ello entrar al selecto club de peleadores mexicanos que han conseguido coronas en tres diferentes categorías.

Desde el primer asalto, Canelo demostró que él y Fielding son boxeadores de mundos diferentes. Con el sello de México en el guante izquierdo, el tapatío dobló al británico con un gancho que estremeció hasta la Reina. La cuenta de protección llegó no solo al principio, sino también en el segundo asalto cuando el tapatío repitió la dosis y finalmente en el tercero donde se decretó la victoria luego de conectarle una derecha que retumbó como campana del Big Ben.

Mucha ingenuidad para Fielding que llegó a Nueva York con la ilusión de convertirse en hombre cenicienta y que exactamente a las 12:00 horas locales, se le terminó el cuento de hadas.

Redacción El Universal

¿Qué te parece?