Que el alcalde de Metepec, David López Cárdenas está entregando el municipio con finanza sanas y cuentas claras, es por eso que la actual administración entregó obras por casi mil millones de pesos.

Que las calificadoras Ratings de México y Fitch Ratings de México calificaron al municipio con AA- y A+, resaltando eficiencia recaudatoria y el buen manejo de las finanzas locales.

Que con esto de los cambios de estilo en la política mexicana, burócratas del Estado de México se tendrán que bajar el sueldo para cumplir con lo solicitado por el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador y como lo anunció el Gobernador del Estado, Alfredo Del Mazo Maza.

Que el titular del poder judicial del Estado, Sergio Medina Peñaloza, es uno de los funcionarios que gana más que cualquier servidor público del estado, cabe mencionar que solo este mes recibirá casi medio millón de pesos por concepto de aguinaldo y prestaciones, ¿A caso ya estará pensando bajarse el sueldo?

Que la incapacidad del secretario de Movilidad, Raymundo Martínez Carbajal se hace cada vez más evidente y es que el transporte público es un verdadero martirio para usuarios y conductores, eso sin contar el tema de la inseguridad que impera en ellos.

Que en declaraciones realizadas por el secretario, éste pretende regularizar el transporte público hasta finales del 2019, mientras las diversas rutas del trasporte siguen causando estragos, provocando accidentes y quitando la vida a los peatones donde simplemente no se hacen responsables de nada, ya que no se tiene ni siquiera un padrón de choferes y camiones, ni modo, habrá que seguir esperando.

Que el Diputado Maurilio Hernández González, coordinador del Grupo parlamentario de Morena en el estado, está consciente de la urgencia que tiene la nueva ley del ISSEMyM, ya que sin ésta las finanzas del instituto están en grave riesgo.

Que ya ha convocado a todas las partes a reunirse los dos primeros meses del próximo año para que lo más pronto posible se cuente con una nueva ley que beneficie a los trabajadores, usuarios, pensionados y trabajadores del instituto.

¿Qué te parece?