Los agentes de la CBP reportaron que 92 mil 959 personas expresaron temor de ser deportadas y reclamaron asilo en la frontera con México durante el año fiscal 2018

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de Estados Unidos reportó hoy que el número de personas detenidas en la frontera con México, que expresan temor de ser enviadas de regreso a sus países de origen y piden asilo, registró un importante aumento en el último año.

Los agentes de la CBP reportaron que 92 mil 959 personas expresaron temor de ser deportadas y reclamaron asilo en la frontera con México durante el año fiscal 2018, lo que representa un aumento de 67 por ciento en comparación con el año fiscal 2017.

El número de los que argumentaron tener un “temor creíble” de ser deportados representó el 18 por ciento de los inmigrantes detenidos en la frontera suroeste, cinco puntos más en relación con el 13 por ciento en 2017.

Estas cifras reflejan un aumento dramático en los reclamos iniciales de temor de los que son detenidos en la frontera, lo que está afectando la seguridad, la aplicación de leyes de inmigración y otros recursos federales”, dijo el comisionado de la CBP, Kevin K. McAleenan, en un comunicado.

Como la mayoría de estos reclamos no tendrán éxito cuando sean juzgados por un tribunal de inmigración, necesitamos que el Congreso actúe para abordar estas vulnerabilidades en nuestro sistema de inmigración, que continúan impactando negativamente los esfuerzos de seguridad fronteriza”, indicó.

La responsabilidad de los agentes de la CBP es documentar el reclamo e iniciar la transferencia de las personas detenidas a la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para comenzar el proceso de asilo.

Luego, los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) resuelven los reclamos de miedo de las personas, provenientes de todo el mundo.

Entre 2000 y 2013, menos del uno por ciento de los inmigrantes detenidos en la frontera con México solicitaba asilo tras argumentar temor de ser deportado.

Fuente: Excelsior

¿Qué te parece?