Prenden la luz de la esperanza

Prenden la luz de la esperanza Prenden la luz de la esperanza Prenden la luz de la esperanza

La edición 21 del Teletón comenzó diferente que en entregas anteriores, sin em­bargo, la emoción en la carita de los niños que for­man parte de esta institución era la misma que hace más de dos décadas, también el en­tusiasmo de los conductores Marco Antonio Regil, Galilea Montijo, Jordi Rosado, Inés Gómez Mont, Mariano Osorio, André Marín y Kikín Fonseca, que arrancaron en punto de las ocho de la maña­na de ayer, en vivo desde las instalaciones del CRIT Estado de México, en Tlalnepantla.

Fernando Landeros, presidente de Fundación Teletón, encendió una luz como símbolo de amor y es­peranza para que los pe­queños que viven con alguna discapacidad encuentren en los mexicanos el apoyo que necesitan para poder seguir adelante.

Hay que hacer la ranu­ra del corazón un poco más grande. En 24 centros que hemos construido, los niños se rehabilitan con amor, con conciencia, con abrazos, pero hay un día del año que nos toca rehabilitarnos, rehabili­tar el corazón”, comentó.

Lo que me gusta es la uni­dad del país, pero hay que de­jar de hablar de poesía y que se hable con realidad, por­que duele más la indiferen­cia de la gente buena que la maldad de los malos, y es que, quizá hemos visto tanto dolor que se ha vuelto trans­parente, pero hoy es el día de revertir esto y de prender esa luz de esperanza y amor para estos niños”, dijo, arrancando los aplausos de las 300 perso­nas reunidas en el foro que se montó en uno de los patios del CRIT.

El reto a vencer era superar por un peso los 364 millones 97 mil 181 pesos. Poco des­pués, Goyo, el primero niño atendido por Teletón y Leonel, e l niño 100 mil, su­bieron al es­cenario para dar un mensaje de aliento y esperanza. Goyo logró, de hecho, reunir la primera dona­ción de mil 300 pesos con su equipo de futbol.

A partir de ahí, los conduc­tores con sus familias pusie­ron el ejemplo haciendo su aportación en la ventanilla del banco.

Personajes de las series infantiles como La patrulla Paw Patrol, Plaza Sésamo y Peppa Pig, entre otras, con­siguieron arrancar las sonri­sas de los niños, al bailar con ellos e interactuar con los conductores.

Ninel Conde, Kalimba, Dulce Ma­ría, Ariel Miramontes, Cristian de la Fuente y el expor­tero del Club Amé­rica, Moisés Muñoz, fueron las figuras que es­tuvieron en el primero de los dos segmentos en vivo de esta edición. Y todos coinci­dieron en que lo más impor­tante es ayudar porque es una forma de agradecer.

El Teletón es parte de mi vida, tengo 44 años y en Chile, el Teletón acaba de cumplir 40. Desde que nací, todos los meses de diciem­bre había uno y era la ins­tancia en el que el país se unía para ayudar a la gente más necesitada, es lo míni­mo que podemos hacer para agradecer todo el apoyo que nos han dado, en México es la quinta vez que participo”, aseguró de la Fuente.

Para Kalimba, lo más im­portante es ver la felicidad de los pequeños, situación que hoy siente más tras haberse convertido en padre.

“Cuando no era papá me sentía excluido con frases como: ‘su carita es lo mejor’ o ‘los amo’, pero no se compara. Cuando ya eres padre te das cuenta que esos pequeños son carne de tu carne, es tu corazón mismo, tu ser pues­to en otro envase y la pers­pectiva cambia, ves a todos los niños de manera diferen­te, entonces ayudar es espec­tacular y cuando lo hacemos para ellos, no tiene límite, es increíble y conmovedor al máximo”, expresó.

Después de esta par­te en vivo, la transmisión del Teletón cambió, pues se inter­calaron programas del gusto del público como Me caigo de risa, Mira quién baila y La rosa de Guadalupe con empapa­dos de la esencia del Teletón, grabados con antelación.

La transmisión en vivo se retomó a las 21:00 horas para dar la cifra final de este evento. Al cierre del primer bloque en vivo se había reuni­do la cantidad de 98 millones, 121 mil 952 pesos.

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News