Hace tres meses, la actriz fue acusada de robar en un centro comercial de San Antonio, Texas

“Queda demostrado que la señora Castro no robó nada, las autoridades demostraron que no hay delito qué perseguir contra nuestra cliente, hay pruebas que demuestran la falsedad de las acusaciones, hay otro número de pruebas más que necesitamos para apoyar más firmemente nuestra demanda, en las próximas semanas entrevistaremos a más testigos y eso nos servirá para convertir en algo sólido la demanda contra la empresa”, señaló uno de sus abogados.

Acusaciones podrían ser acto de discriminación

Respecto a los daños que sufrió por haber sido acusada y arrestada, Daniela afirmó que sus hijos se vieron afectados por la noticia, “yo no sabía lo que era despertar sin aire, preocupada, espantada, vivir más de tres días con insomnio y con recuerdos horribles de lo que pasé, me metieron a un baño y me buscaron por todas partes y no encontraron prendas que afirman yo robé, tengo un ticket de compra y con ello demostré que no robé nada, lo que llevaba en mi bolsa ya lo había pagado”, expresó.

Foto: Federico Xolocotzi

Aunque fue muy cuidadosa en asegurar si se había tratado de un hecho aislado o como parte de un acto de discriminación, los abogados precisaron que se están buscando más pruebas para ver si los resultados indican que fue así, “por el momento nos falta reunir más evidencia, no podemos asegurar que se trató de un acto racista, pero no está descartado que podamos probar que así fue”, señalaron.

Acusan de “ratera” a Daniela Castro

Los hechos ocurrieron el pasado 28 de septiembre en la tienda Saks OFF 5th, ubicada en el número 5819 de Worth Parkway en el centro comercial RIM, en San Antonio, Texas.

Castro dijo que por cuestiones legales no podía narrar paso a paso lo que había sucedido dentro de la tienda, pero de manera general dijo que compró algunos productos, los pagó y salió, posteriormente fue detenida en los pasillos del centro comercial y la regresaron al interior del establecimiento para buscar dentro de sus cosas objetos robados.

“En los documentos se cita que la demanda será de un millón de dólares, pero en realidad nosotros vamos a pedir una compensación superior a esa cifra, los daños morales y psicológicos que afectaron a la señora Castro nos obliga a ser justos con la solicitud de compensación”, expresó su abogado, quien reveló que una prueba a su favor, fue que la tienda no pudo comprobar que el arco de seguridad colocado en su puerta activó la alarma de robo, una parte importante en estos delitos.

Foto: Federico Xolocotzi

Para Daniela los daños van más allá de un daño moral y psicológico, pues aseguró, con este problema perdió varias oportunidades de trabajo y ello derivó en pérdidas económicas también, “sí, tenía cuatro o cinco proyectos para fin de año y no pude hacer nada, el estar enfrentando en San Antonio, Texas esta demanda también afectó mi trabajo”, señaló.

Por último, dijo que no era una mujer de rencores y para todos aquellos que se aprovecharon de esta situación para señalarla como cleptómana sólo quería dejar esto en el pasado y no está en sus planes demandar a quienes la difamaron, “se filtró una conversación de un famoso chat, se manipuló lo que escribí al respecto y muchos aprovecharon que no estaba en México para ofenderme y me acusaron de enferma, no importa, no soy rencorosa y no voy a demandar a nadie”, finalizó.

Redacción OEM

¿Qué te parece?