Los reporteros fueron requisados “completamente” y pasaron la noche en colchonetas, según Late, un emprendimiento editorial de periodistas latinoamericanos.

CARACAS.- Tres periodistas brasileños y uno español fueron detenidos durante varias horas por militares venezolanos cuando realizaban un reportaje en la frontera con Brasil, denunciaron este martes el medio para el que trabajan y un sindicato de prensa.

Los brasileños Tiago Henrique da Silva y Fernanda Kraide Camuzzo, y el español Álvaro Fernández Fernández fueron arrestados la noche del lunes cuando cubrían la crisis migratoria venezolana en la localidad limítrofe de Santa Elena, según el portal Late.

Este martes en la tarde quedaron en libertad.

ds-1-696x309.jpg

Confirmamos que el Ejército venezolano ha liberado a nuestros colegas retenidos, durante casi 24 horas, desde la noche del lunes 12 de noviembre, en el Centro Militar de Escamoto, en la ciudad de Santa Elena. Nuestros compañeros se encuentran en territorio brasileño”, añadió la revista independiente.

Los reporteros fueron requisados “completamente” y pasaron la noche en colchonetas, según Late, un emprendimiento editorial de periodistas latinoamericanos.

Al confirmar las liberaciones, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) de Venezuela denunció una “práctica sistemática de hostigamiento” a los medios internacionales por parte de las autoridades venezolanas.

La ola migratoria desde Venezuela despierta gran interés periodístico. Al menos 2,3 millones de personas dejaron el país desde 2015, huyendo de la grave crisis económica y política, según la ONU.

En septiembre pasado una periodista argentina y dos británicos fueron liberados ocho horas después de ser detenidos por militares en la localidad de Paraguachón (noroeste), fronteriza con Colombia.

Varios comunicadores fueron deportados en años recientes al no contar con permisos para desempeñar su oficio en el país.

Organizaciones como el SNTP y Espacio Público acusan al gobierno del presidente Nicolás Maduro de violar la libertad de expresión con cierre de medios, censura y restricciones para la entrega de papel periódico, que monopoliza el Estado.

Maduro, por su parte, se dice blanco de una campaña internacional para derrocarlo, a la que según él sirven grandes corporaciones mediáticas.

EXCELSIOR

¿Qué te parece?