Bebé vive un infierno en Reino Unido

Bebé vive un infierno en Reino Unido Bebé vive un infierno en Reino Unido Bebé vive un infierno en Reino Unido

Los años que permanecerán en prisión no han sido revelados, pero la muerte de Ellie May muestra la crueldad infantil que viven quizás muchos niños en Reino Unido. 

Reino Unido.- A sus 19 meses de nacida, la pequeña Ellie May vivió un infierno durante su corta vida, debido a que la pequeña fue colocada en una cuna con barrotes eléctricos, mojada y golpeada por sus padres, quienes a través de mensajes de texto de sus teléfonos celulares se muestra el maltrato infantil que la llevó finalmente a su muerte.

La pareja está detenida por el asesinato de su hija que fue encontrada sin vida en la cuna, que la policía califica como una jaula en donde la niña vivió seguramente momentos angustiantes, con su cuerpo severamente lesionado por los toques eléctricos que recibió de esos barrotes.

En las últimas horas salieron a la luz mensajes de texto que se mandaban los padres, que evidencian la culpabilidad en el muerte de la niña, porque la pequeña fue encontrada atada a su cama con sogas alrededor de sus piernas y pecho.

Lauren Coyle y Reece Hitchcott fueron acusados por el crimen de la bebé y el jurado los encontró culpables de la muerte y actos de crueldad infantil de Ellie May.

Los médicos legistas informaron que la bebé fue hallada boca abajo y con hipertermia a consecuencia de una exposición prolongada a temperaturas cálidas y humedad.

A continuación se muestran los espeluznantes mensajes de texto de los padres, que fueron las evidencias certeras de la investigación:

La madre de Ellie May le escribió a su esposo: “Estresada con Ellie. Me mordió así que la puse en su cuarto. Está golpeando su cabeza en la pared. La golpeé mucho también”, y posteriormente le contestó: “Cuando llegue a casa lo arreglo. La pondré en su cuarto”.

Existe otro mensaje de texto que muestra la maldad de la madre, que dice: “Ellie está jugando de nuevo, la metí en su cuarto”. Y el hombre respondió: “Se portará bien cuando llegue a casa, jaja”.

Otro mensaje, la mujer se burla de la niña y de la desesperación de ella por salir de esa jaula y le dice a su pareja que la niña estaba “tan estresada”, que quería tirarse abajo de un tren.

Los años que permanecerán en prisión no han sido revelados, pero la muerte de Ellie May muestra la crueldad infantil que viven quizás muchos niños en Reino Unido.

EL DEBATE

Síguenos en TWITTER, INSTAGRAM y Google News