La peor calificación se da en el factor “ausencia de corrupción” que considera el uso del poder público para obtener un beneficio privado

Ciudad de México.- El Índice de Estado de Derecho en México alerta que el país está reprobado a nivel nacional, con un promedio de 0.39 puntos, en una escala que oscila entre 0 y 1, donde 1 indica la máxima adhesión al Estado de Derecho.

La peor calificación se da en el factor “ausencia de corrupción” que considera el uso del poder público para obtener un beneficio privado, en los poderes ejecutivo, legislativo, y judicial locales, así como en el sistema de seguridad y procuración de justicia.

Además, destaca, que todos los Estados están muy lejos de la puntuación perfecta.

Las 5 entidades peores calificadas por el índice son, en este orden, Guerrero, que es gobernado por el PRI; Baja California Sur del PAN; Estado de México del PRI; Sonora del PRI, y Puebla del PAN. Es decir, tres estados con gobernador priísta y dos con mandatario panista.

Los Estados con mejores puntuaciones son: Yucatán (0.45); Aguascalientes (0.44); Zacatecas (0.44); y Campeche, Querétaro, Coahuila y Baja California con 0.43 cada uno.

El Índice de Estado de Derecho 2018 fue elaborado por el World Justice Project y se basa en los resultados e impactos de políticas públicas, por ejemplo, si la delincuencia se controla de manera efectiva o si las personas tienen acceso a los tribunales.

El documento, presentado hoy en el Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México, destaca que “ningún Estado llega a una calificación perfecta; de hecho, la puntuación más alta es de 0.45, lo cual implica que todos los Estados tienen retos importantes por delante”.

El Índice mide en total ocho factores: Límites al poder gubernamental; ausencia de corrupción; Gobierno abierto; derechos fundamentales; orden y seguridad; cumplimiento regulatorio; justicia civil, y justicia penal.

A nivel nacional, México tiene la más alta puntuación en derechos fundamentales (con un promedio de 0.49). Este factor mide la ausencia de la discriminación, derecho a la vida y a la seguridad, debido proceso legal, libertad de expresión, derechos laborales, entre otros.

La peor calificación la tiene en ausencia de corrupción (0.35 promedio nacional), que mide: ausencia de corrupción en el Ejecutivo, en el judicial, en el legislativo y en las instituciones de seguridad de seguridad y procuración de justicia.

Redacción La Tribuna

¿Qué te parece?