Andrés Manuel López Obrador aseguró este lunes que el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) podría continuar su construcción en Texcoco, pero si se reducen los costos de la obra.

Mediante un video publicado en redes sociales, el tabasqueño manifestó que hay empresarios, como Carlos Slim, que tienen inversiones en el aeropuerto de Texcoco y que plantean que se puede terminar la obra con un costo menor si se compran materiales en México.

“Si se pueden hacer cargo sin que se utilicen recursos del presupuesto, en ese caso sí podríamos considerar la posibilidad de continuar con la construcción en Texcoco y no cancelar la obra”, dijo López Obrador.

El presidente electo resaltó que el avance del aeropuerto en el lago de Texcoco es apenas de 20%, no de 35% como había anunciado, y ahora están solicitando 88 mil millones de pesos del presupuesto público, y “nosotros no podríamos financiar eso”.

Indicó que en su equipo se sabía que era autofinanciado el aeropuerto, que se podía concesionar y no requería dinero del presupuesto de todos los mexicanos y ahora resulta que sí.

Sin embargo, explicó que pase lo que pase, es necesario atender el problema de saturación del actual aeropuerto, porque si una solución o la otra nos lleva tres, cuatro, seis años, irá creciendo el tráfico aéreo y no se podría atender la demanda en la terminal capitalina.

En este caso, dijo, se tendría que habilitar el aeropuerto de Toluca, quizá el de Puebla y Morelos, y si se opta por Santa Lucía, se iniciaría pronto la construcción de una o dos pistas, para rápidamente resolver el problema de la saturación del tráfico aéreo en la Ciudad de México.

Detalló que Javier Jiménez Espriú le dio a conocer la existencia de una campaña en favor del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, la cual ya fue cancelada desde la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de la actual administración. Radio, televisión y prensa escrita recibieron la orden de parar los anuncios y el aeropuerto dejó de transmitir los spots respectivos.

Por otro lado, comentó que se enteró del presunto cese del jefe de la Fuerza Aérea Mexicana por dar información a Javier Jiménez Espriú, propuesto para la SCT, sobre la Base Militar de Santa Lucía.

“No sé si fue al comandante, general de la Fuerza Aérea o al encargado de la base militar, si esto fue así, le ofrezco al general cesado injustamente que lo vamos a volver a poner en su cargo, porque eso es una injusticia, no puede haber represalias de ese tipo”, subrayó.

Finalmente, dijo que la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco o la ampliación de la Base de Santa Lucía se determinará de acuerdo con lo que más le convenga al país, y será la población la que decida su futuro.

Redacción Nacion 321

¿Qué te parece?