Una perrita de raza Golden Retriever salvó a un bebé koala al permitir que se acurrucara entre su pelaje para soportar el frío de la madrugada.

CIUDAD DE MÉXICO- Los perritos suelen ser curiosos latosos por naturaleza, no es extraño que un día lleguen a casa cubiertos de lodo o con ‘regalos’ como ratas muertas o aves.

Así son y no nos queda de otra más que amarlos.

Sin embargo, en ocasiones, este ‘fisgoneo canino’ puede salvar vidas, no sólo de humanos también de otras especies.

Recientemente se dio a conocer que una perrita de raza Golden Retriever salvó a un bebé koala al permitir que se acurrucara entre su pelaje para soportar el frío de la madrugada.

De acuerdo con medios locales, el hecho ocurrió en el estado de Victoria, Australia en la vivienda de Kerry McKinnon.

Según su relato, es posible que el marsupial se separara de su madre y deambulara por el jardín donde se encontraba la mascota.

A la mañana siguiente, la mujer encontró, para su sorpresa, a su perra con el pequeño koala agazapado en su espalda.

42460429_10215724696083918_4512355979060314112_n_0

 

Asha se veía extremadamente culpable esta mañana y no encontró una explicación para decirme cómo terminó este bebé koala en su espalda. Lo llevé al veterinario y ahora se encuentra en manos de especialistas en su cuidado”, se lee en la publicación.

Kerry asegura que el koala “habría muerto si hubiera estado solo toda la noche”.

42366730_10215724697243947_1183778379317379072_n

Las tiernas fotografías rápidamente se viralizaron en la red.

EXCELSIOR

¿Qué te parece?