La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México aceptó un aumento salarial de 5.15 por ciento, con lo que se evita el paro.

La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) aceptó la propuesta de Aeroméxico sobre el aumento salarial y la mejora del Contrato B para pilotos de nuevo ingreso, por lo que quedó conjurada la huelga prevista para el primer minuto del 3 de octubre.

Los pilotos dieron a conocer que aceptaron un aumento salarial de 5.15 por ciento y que ahora la dirigencia se dirigirá a las oficinas de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) a ratificar el acuerdo.

“La asamblea tomó el camino más institucional, más estructurada. Decidimos no ir a huelga”, dijo Rafael Díaz Covarrubias, secretario general de ASPA, en conferencia de prensa.

Originalmente, ASPA programó la huelga para el primer minuto del 1 de octubre, pero prorrogó el paro otras 48 horas para buscar un acuerdo con la aerolínea.

Redacción El Financiero

¿Qué te parece?