En la víspera del aniversario 50 del 2 de octubre de 1968, el jefe de Gobierno de la CDMX anunció que se retirarán todas las placas alusivas a las autoridades de la época.

Entre ellas, están las que conmemoran la apertura de dos líneas del metro construidas durante el gobierno del expresidente Gustavo Díaz Ordaz.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A un día de que se cumplan 50 años de la matanza estudiantil de 1968, el gobierno capitalino retiró las placas alusivas a la inauguración de dos líneas del Metro, así como de la Sala de Armas de la Magdalena Mixhuca, construidas por acuerdo del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz.

“Consideramos que a 50 años hay ciclos que se deben de cerrar y considerar cuál es el pensar y el sentir de la población de la ciudad”, argumentó el jefe de gobierno, José Ramón Amieva.

En entrevista con la prensa, explicó que el retiro de las estructuras que mencionan a Díaz Ordaz se hizo “siguiendo los reglamentos” y protocolos. Agregó que dichas placas serán sustituidas por otras informativas “que no hagan referencia a ningún tipo de autoridad”.

Las placas fueron retiradas de las estaciones Pino Suárez, Balderas, Insurgentes, Zócalo e Hidalgo, de las líneas 1 y 3 del Metro, así como de la Sala de Armas de la Magdalena Mixhuca.

Este martes 2 de octubre se cumple medio siglo de uno de los actos más graves de represión estudiantil en la historia del país, realizado en la Plaza de las Tres Culturas.

¿Qué te parece?