En el Gobierno de Eruviel Ávila se dejaron de ejercer más de mil millones de pesos destinados a la salud y a programas sociales que fueron derivado al pago de personal fantasma

Ciudad de México.– En el último año de gobierno de Eruviel Ávila Villegas al frente del Estado de México, mil 040 millones 727 mil 769 pesos del presupuesto federal destinado a la salud de la entidad, sirvieron para pagar el sueldo de personas no acreditadas, que ya estaban dadas de baja, que tenían licencia sin goce de sueldo, que nunca trabajaron o para quienes trabajan pero que decidieron superar su línea máxima salarial.

Otro tanto del dinero está pendiente de aclaración, se pagó extra en un contrato y de otra parte, las autoridades no tienen pruebas de haberlo utilizado en salud.

Esto fue lo que encontró la Auditoría Superior de la Federación (ASF) en la revisión de la Cuenta Pública de 2017, el último año de gobierno de Eruviel Ávila Villegas y el año de la elección de Gobernador, en la que resultó ganador Alfredo del Mazo Maza. Ambos son del mismo partido: el Revolucionario Institucional.

De acuerdo con Datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, en el Estado de México viven 8 millones 230.8 mil personas en pobreza y 2 millones 668.3 mil registraron tener carencia en acceso a los servicios de la salud.

Los mil 040 millones de pesos que no se ejercieron en dicha área, pertenecían al Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud, al Seguro Popular y a Prospera, en su componente de Salud.

Lee la nota completa en Sinembargo

¿Qué te parece?