Hay muchos motivos para que una pareja decida divorciarse: las palabras hirientes, la falta de comunicación, la indiferencia, el rechazo sexual, el maltrato, la infidelidad, entre otras.

Esta decisión se toma cuando los afectados piensan que es mejor separarse antes de que la bola de nieve acumulada de problemas los aplaste.

Sin embargo, hay algo más difícil que tomar la decisión de hacerlo: el largo y tedioso proceso.

Para evitar el estrés que provoca la separación y los trámites, se creó un hotel de lujo concebido como el lugar ideal para ‘divorcios sin mucho agobio’. 

El lugar abrirá sus puertas el próximo año Australia.

De acuerdo con Jim Halvens, el CEO de la compañía responsable, la idea de crear un hotel donde se pudiera arreglar amablemente un divorcio se le ocurrió cuando fue testigo del desastroso proceso que atravesó un amigo suyo.

La concepción del ‘Divorce Hotel’ es simple: al decidir disolver su matrimonio, los cónyuges reservan una habitación cinco estrellas para alcanzar de manera benévola y respetuosa un acuerdo mutuamente satisfactorio.  

Es mucho más cómodo que encontrarse en un estúpida oficina, bajo una atmósfera nada alentadora”, señaló.

La reseversa estándar para divorciarse en paz cuesta entre 7 mil y 13 mil dólares por un fin de semana completo.

El proyecto ya se hizo realidad y funcionó en Holanda, Estados Unidos y Reino Unido.

Un positivo nuevo comienzo‘, es su lema.

¿Qué te parece?