Uno de los grandes misterios de la televisión ha sido confirmado. Las marionetas del popular programa familiar “Plaza Sésamo”, Beto y Enrique (Bert y Ernie, en inglés), eran una pareja homosexual, según informó el guionista de la serie Mark Saltzman.

En una entrevista para la revista Queerty, el escritor contó que una vez un niño se volvió hacia su madre y le preguntó “¿Son amantes Beto y Enrique?”, y él pensó: “Y eso, viniendo de un preescolar, fue divertido (…) Así que cuando escribía de Beto y Enrique, cuando pensaba en ellos, eran pareja. No tenía otra forma de contextualizarlos”, señaló.

Saltzman confiesa que los personajes estaban inspirados en él y su ex pareja Arnold Glassman, con quien estuvo durante más de dos décadas hasta su muerte en 2003.

“Yo era más como Enrique, el bromista y caótico. Mientras que Arnold, como editor de cine, era el ordenado. Llevé esa dinámica a los personajes”, aseguró.

Los rumores sobre la relación gay de los personajes de “Plaza Sésamo” se acentuaron cuando la revista The New Yorker utilizó la imagen de ambos para ilustrar la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos a favor de los matrimonios homosexuales

De hecho, incluso se llegó a crear una petición en change.org pidiendo a los creadores del programa que Enrique y Beto se casaran en la pantalla. Sin embargo, los productores de “Plaza Sésamo” emitieron un comunicado diciendo que los personajes eran “los mejores amigos” y que fueron “creados para enseñar a los niños en edad preescolar que las personas pueden ser buenos amigos de quienes son muy diferentes a ellos”.

“Aunque se identifican como personajes masculinos y poseen muchos rasgos y características humanas (como la mayoría de los muppets de Plaza Sésamo), siguen siendo títeres y no tienen una orientación sexual”, señalaron.

Desmienten versión de guionista de que Bert y Ernie eran pareja

Sesame Workshop, la organización educativa detrás de Plaza Sésamo o Barrio Sésamo, desmintió la versión del guionista de la serie Mark Saltzman sobre que Bert y Ernie eran pareja. “Aunque han sido identificados como personajes masculinos y poseen rasgos y características de humanos, siguen siendo títeres y no tienen orientación sexual”.

Redacción El Universal

¿Qué te parece?