Uno de los episodios más singulares del fin de semana deportivo, tuvo lugar en el clásico de Río de Janeiro entre Vasco Da Gama y Flamengo, correspondiente a la jornada 25 de la liga brasileña.

Corría el minuto 27 del cotejo cuando Bruno Da Silva, jugador del Vasco Da Gama, fue embestido accidentalmente por uno de sus compañeros y quedó totalmente noquedado en el círculo de medio campo.

Dada la severidad del impacto, una ambulancia tuvo que entrar al terreno de juego, los paramédicos dieron los primeros auxilios al jugador y lo ingresaron al vehículo, mismo que no arrancaba cuando llegó el momento de abandonar la cancha.

Un jugador del Flamengo se percató de la situación y le pidió tanto a sus compañeros como a los elementos contrarios, que empujaran la ambulancia para ayudar a sacarla del campo.

El cotejo efectuado en el estadio Mané Garrincha terminó empatado 1-1.

Fuente: Excelsior

¿Qué te parece?