Inicia San Mateo Atenco con programa de canje de armas

13-08-2018 hace 9 meses

Daniela BaMo

El municipio es sede regional en el Valle de Toluca, para la recolección de armas y explosivos.

San Mateo Atenco, México; 13 de agosto de 2018.- Con el objetivo de disminuir actos violentos dentro del núcleo familiar y comunitario, la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SS), en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y el gobierno municipal, inició el Programa Canje de Armas 2018.

San Mateo Atenco forma parte de los 50 municipios mexiquenses que pondrán en marcha esta campaña, durante la semana del 13 al 18 de agosto, siendo sede regional Valle de Toluca, para la recolección de estos instrumentos bélicos y otros explosivos.

Durante la instalación del módulo de canje, ubicado en el palacio municipal de esta demarcación, la sexta regidora, Silvia Zepeda Andrade, quien representó al presidente municipal, Julio César Serrano González, expuso que en México, hay cifras realmente alarmantes, por ejemplo, en 2016, seis de cada diez homicidios fueron cometidos con un arma de fuego.

Ante este panorama, agregó, este programa contribuye a prevenir el delito, así como la disminución de accidentes al interior de los hogares mexiquenses.

“Hoy, tenemos en nuestras manos la gran oportunidad de demostrar, sobre todo a nuestros hijos, que las armas no nos hacen más fuertes ni más valientes, como lo han visto muchos de ellos en la televisión. Necesitamos decirles que las armas son un falso poder, necesitamos estar cerca de nuestros hijos para que no crezcan en la violencia, ausentes de los valores, de la formación, la disciplina, de la atención de sus padres”, expresó.

Ante Nidia Romina Rosas Ugartechea, representante de la Secretaría de Seguridad del Estado de México, Silvia Zepeda externó el reconocimiento institucional a la Secretaría de la Defensa Nacional, al gobierno estatal y, sobre todo, a los ciudadanos responsables y conscientes que van a hacer de este desarme, un empeño continuo.

Este programa tiene el objetivo de recolectar para su destrucción de manera voluntaria, anónima, pacífica y acordada, armas de fuego y explosivos en poder de la ciudadanía, a cambio de un monto económico definido de acuerdo a un tabulador, con el propósito de inhibir su uso en actos violentos.