TOLUCA, Edomex. (apro).- Por presunta negligencia en el Centro Médico del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), María Dolores Pineda denunció la muerte de su hijo Alberto García Pineda, de 32 años, el viernes 27 de julio.

Con el respaldo de la Fundación por la Integración de la Mujer, Pineda Martínez recordó que Alberto ingresó al Centro Médico con dolor abdominal y fiebre el martes 24 de julio, pero ni siquiera fue valorado durante dos días por la ausencia de su médico, Omar Arteaga, quien se reportó enfermo.

María Dolores manifestó que su hijo se topó en el hospital con el doctor Jorge Alberto Guinar, quien incluso logró programar la cirugía, pero finalmente no se realizó por un conflicto de “egos” profesionales y falta de comunicación entre los directivos.

Finalmente, el joven falleció de un paro cardio-respiratorio la madrugada del 27 de julio.

Pineda Martínez adelantó que iniciará la denuncia formal correspondiente contra quien resulte responsable por el supuesto delito de homicidio por omisión, pues al joven tampoco se le practicó la necropsia, y la entrega del certificado de defunción se retrasó durante varias horas, después de una reunión de urgencia entre médicos y directivos.

“Hago un llamado a las autoridades, al gobernador, al fiscal del estado para que esto no se quede así… Llegaré a las últimas consecuencias. Es un dolor grave, pero no quiero que quede impune”, aclaró.

Respuesta del ISSEMyM

En respuesta, autoridades del ISSEMyM justificaron que el paciente ingresó con descontrol metabólico ocasionado por enfermedades crónico degenerativas con más de ocho años de evolución (diabetes, hipertensión, obesidad mórbida y tabaquismo), lo que agravó significativamente su condición de salud.

También sostuvieron que García Pineda presentó diversas complicaciones en diferentes órganos, lo que provocó insuficiencia respiratoria, choque mixto y tromboembolia pulmonar “acontecidos súbitamente durante su estancia hospitalaria”.

Además, indicaron que el Centro Médico Toluca registró el ingreso del paciente al área de urgencias a las 16:38 horas del 24 de julio, luego de 10 días de presentar dolor abdominal.

Desde ese momento, afirmaron, se le dio atención y se comenzó a integrar el diagnóstico. Esa misma tarde se realizó a Alberto un ultrasonido abdominal que arrojó lesión heterogénea epigástrica y obligó la hospitalización.

Al día siguiente, prosiguió el ISSEMyM, se practicó una tomografía de abdomen que llevó a proponer tratamiento quirúrgico. Con la intención de agilizar la atención, aseguró, se ofreció a la familia el traslado al Hospital Regional Toluca para realizarle un procedimiento de drenaje; sin embargo, el familiar responsable no aceptó.

El espacio en quirófano, aseguró el ISSEMyM, se programó para el 27 de julio, pero a las 00:30 horas el paciente presentó dificultad respiratoria, taquicardia, hipotensión arterial y baja saturación de oxígeno.

“En ese momento se informa al familiar que el paciente se encuentra grave y con la posibilidad de presentar un paro cardio-respiratorio, por lo que se intuba de forma inmediata. Posteriormente, el paciente presenta paro cardiaco, por lo que los médicos inician maniobras avanzadas de resucitación cardiopulmonar, saliendo de un primer paro y presentando un segundo, del cual no hay recuperación a pesar de los esfuerzos del personal médico, por lo que se declara el fallecimiento a las 2:06 horas del 27 julio de 2018”, detalló el instituto.

¿Qué te parece?