México, 21 Jul (Notimex).- Con la incorporación del Valle de Tehuacán-Cuicatlán como Patrimonio Mundial, México se consolida como el país con más sitios en esta condición en el continente americano y refrenda su compromiso como Estado Parte de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural de la Unesco.

De acuerdo con la Oficina de la Unesco en México, la Lista del Patrimonio es un legado de monumentos y sitios de riqueza natural y cultural que pertenece a la humanidad; los lugares inscritos son símbolos de la toma de conciencia de los Estados y de los pueblos acerca del sentido de esos lugares, así como de la transmisión de esos bienes a las futuras generaciones.

Es por ello que, al ser también los monumentos y los sitios lugares de desarrollo sostenible y de reconciliación, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) coordina las acciones de sus socios.

La Lista de Patrimonio Mundial tiene más de mil 70 sitios inscritos, entre bienes culturales, naturales y mixtos, situados en 167 estados partes como México que cuenta con 35 lugares, de los cuales seis bienes son naturales, 27 culturales y dos mixtos.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) informó que recientemente el Área Natural Protegida (ANP) Valle de Tehuacán-Cuicatlán: Hábitat Originario de Mesoamérica, fue inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco como sitio mixto, tras reconocer su valor universal excepcional.

Con ello, México reafirma su posición como el primer país en América, seguido de Brasil con 20 sitios y Perú con 12; mientras que a nivel mundial es la sexta nación con el mayor número de bienes inscritos en la citada lista, por detrás de Italia, España, China, Francia y Alemania.

El Valle de Tehuacán-Cuicatlán se ubica entre Oaxaca y Puebla, tiene una superficie de 145 mil 255.20 hectáreas, y evidencia la adaptación del ser humano por más de 14 mil años, con vestigios del origen de la agricultura y de asentamientos residenciales, así como diversos sistemas políticos, religiosos y lingüísticos.

Además, en el sitio se encuentran cinco de las seis especies de felinos que hay en México, como el jaguar (Panthera onca) y el puma (Puma concolor); además, es un territorio de anidación del águila real (Aquila Chrysatetos) y la guacamaya verde (Ara militaris).

De acuerdo con la Oficina en México de la Unesco los bienes culturales del país son: el Centro Histórico de México y Xochimilco, en la capital del país; el Centro Histórico de Oaxaca y zona arqueológica de Monte Albán, en Oaxaca; el Centro Histórico de Puebla, Puebla; la Ciudad prehispánica de Teotihuacán, Estado de México, y la Ciudad prehispánica y parque nacional de Palenque, en Chiapas.

Además, la Ciudad histórica de Guanajuato y minas adyacentes, Guanajuato; la Ciudad prehispánica de Chichén Itzá, Yucatán; Centro Histórico de Morelia, Michoacán; Ciudad prehispánica de El Tajín, Veracruz; Centro Histórico de Zacatecas, Zacatecas; Pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco, Baja California Sur; Primeros monasterios del siglo XVI en las laderas del Popocatépetl, y la Ciudad prehispánica de Uxmal, en Yucatán.

A la lista de bienes culturales se agrega la Zona de monumentos históricos de Querétaro, Querétaro; el Hospicio Cabañas de Guadalajara, Jalisco; la Zona arqueológica de Paquimé (Casas Grandes), Chihuahua; Zona de monumentos históricos de Tlacotalpan, Veracruz; Ciudad histórica fortificada de Campeche, Campeche, y Zona de monumentos arqueológicos de Xochicalco, Morelos.

Otros sitios son las Misiones franciscanas de la Sierra Gorda de Querétaro; Casa-Taller de Luis Barragán, Ciudad de México; Paisaje de agaves y antiguas instalaciones industriales de Tequila, Jalisco; Campus central de Ciudad Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de México; Villa protectora de San Miguel El Grande y Santuario de Jesús Nazareno de Atotonilco, Guanajuato; y el Camino Real de Tierra Adentro.

Las Cuevas prehistóricas de Yagul y Mitla en los Valles Centrales de Oaxaca, así como el Sistema hidráulico del acueducto del padre Tembleque, Estado de México/Hidalgo son los otros bienes culturales que aparecen en el lista.

En tanto que los bienes naturales inscritos en la lista son: Sian Ka’an, Quintana Roo; el Santuario de ballenas de El Vizcaíno, Baja California Sur; las Islas y áreas protegidas del Golfo de California; la Reserva de la biósfera de la Mariposa Monarca, Michoacán/ Estado de México; la Reserva de la biósfera El Pinacate y Gran Desierto de Altar, Sonora; y el Archipiélago de Revillagigedo.

Mientras que los bienes mixtos son: la Antigua ciudad maya y bosques tropicales protegidos de Calakmul, Campeche, así como el recién inscrito Valle de Tehuacán-Cuicatlán.

Por ello, el gobierno de México ha refrendado su compromiso como Estado Parte de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural de la Unesco, mediante labores de conservación y protección de los 35 bienes inscritos en la Lista del Patrimonio Mundial.

Por Claudia Hernández Aviña

¿Qué te parece?