Hace unos días te contamos que el periodista Chucho Gallegos dijo que cuando ‘El Sol’ se enteró de la muerte de su progenitor su reacción fue la misma que tendría cualquier hijo al enterarse de la muerte de su padre.

Claro, desde luego, pues es su padre, uno puede tener diferencias familiares, pero finalmente es la sangre. Luis Miguel debió tener una serie de emociones internas, por eso lo vemos a veces aislado, a veces a la defensiva “, señaló.

Bueno, pues sumado a esto, recientemente se dieron a conocer imágenes inéditas del funeral de Luis Rey tomadas el 9 de diciembre de 1992 por el fotógrafo Gabriel Piko.

De acuerdo con una declaración dada por él a la revista Gente en su edición del 17 de diciembre de 1992, el cantante estaba destrozado.

Cuando él sale de verlo en el hospital, sale quebrado. Estaba fuera de sí, fuera de la realidad, era un ente. Incluso me vio ahí y me abrazó. Me dijo ¿Cómo no me llamaron antes? ¿Cómo no me avisaron que mi papá estaba en un hospital? ¿Les hubiera mandado plata para que lo llevaran a una mejor clínica? Yo creo que pensó que yo era un amigo de su padre“, narró Piko.

Según la revista Caras de Argentina, Mickey tuvo que ser atendido por un médico durante la ceremonia.

Fue atendido por su médico particular, quien le suministró calmantes“.

Información dada por el biógrafo Javier León Herrera, detalla que a la misa realizada al día siguiente, Luis Miguel asistió vestido completamente de negro yno se despegó ni un minuto de la  urna de su  padre. Fue acompañado por sus representantes, su hermano Alejandro Basteri, Erika, Jaime Camil y su padre.

li_0.jpg

luis-miguel2.png

Increíblemente, a las pocas horas, Luis Miguel regresó a Sudamérica para continuar con su gira.

Su primer show fue en el Luna Park, donde dio un discurso muy emotivo:

Compartan todo lo que quieran con la gente que quieren hoy y no mañana. Lo más bonito que tenemos en la vida es el amor y el cariño, les pido por favor que me ayuden esta noche’”.

¿Qué te parece?