A casi dos décadas del estreno, el actor reveló el secreto durante una entrevista con James Corden, en su programa de televisión.

Los amoríos detrás de la pantalla son comunes en el mundo artístico, pero en esta ocasión sólo se trata de Orlando Bloom y su amor platónico, durante el rodaje de la primera entrega de El Señor de los Anillos.

El martes por la noche, el intérprete de Legolas, el príncipe Elfo, dijo que cayó rendido a los pies de Cate Blanchett, cuando ella era Galadriel.

“La verdad es que sentí un fuerte flechazo”, confesó Bloom. Tras unas cuantas bromas por parte de Cate, Orlando continuó: “¿Qué se supone que iba a hacer? Tenía 21 años en ese tiempo”.

Inmediatamente, Blanchett, que en ese entonces tenía 25 años, le respondió que ella creía el aparente enamoramiento era sólo un tema de actuación. “Lo siento, no me di cuenta, sólo estuve ahí tres semanas”.

Casi al final del bloque, la guapa actriz recordó la primera vez que lo vio. “Mientras rodábamos esa secuencia fue que te vi por primera vez. Lo único que podía apreciar eran tus lindos ojos azules y ese cabello tan largo. Pero por eso no te reconocí”.

Finalizó, “Después que volvimos a coincidir fue en una fiesta, sin caracterizaciones y te veías como un niño viéndome desde la esquina. ¡Pero eras muy guapo!”.

Síguenos en Facebook

¿Qué te parece?