By Adolfobrigido [CC BY-SA 4.0], from Wikimedia Commons

El anuncio de Julen Lopetegui como futuro entrenador del Real Madrid ha tenido consecuencias inmediatas en el seno de España. La RFEF, por medio de su presidente, ha decidido cesar de manera automática al técnico vasco y se pondrá en manos Fernando Hierro, el hasta ahora director deportivo.

Las aguas bajan revueltas por Krasnodar, donde la ‘Roja’ tiene montado su campamento base de cara a la Copa del Mundo 2018. El fichaje de Lopetegui por el Madrid y su posterior destitución han pillado con el paso cambiado a más de uno, incluidos los internacionales que no eran partidarios del cambio a las puertas de un acontecimiento de esta magnitud. Luis Rubiales, máximo mandatario de la RFEF, no tuvo en cuenta la opinión de los pesos pesados del vestuario y España jugará el torneo con una cara distinta a la que les guio hasta Rusia. Los jugadores estaban muy unidos a Lopetegui y a su método de trabajo, que estaba dando resultados. No en vano España no perdió ni un partido con el antecesor de Hierro, completando la fase de clasificación con un balance de nueve victorias y un empate en diez partidos disputados.

Imagen de unidad entre los jugadores

Es un hecho que el cambio en la parce técnica afectará a la concentración de los futbolistas y eso puede repercutir negativamente en el rendimiento que vayan a ofrecer en el campo. Así lo interpretan las distintas cuotas deportivas para las apuestas a la copa del Mundo 2018 en los mercados, que ven a España menos favorita al título que hace unos días cuando era la tercera candidata por detrás de Brasil y de Alemania. Pese al alboroto que ha generado la decisión de Rubiales, los internacionales están tratando de dar un mensaje de unidad de puertas hacia fuera. En esta línea, van los mensajes en las redes sociales de hombres fuertes como Sergio Ramos. El capitán hizo hincapié en que defenderán el escudo con total entrega en Rusia.

Para algunos como Andrés Iniesta esta será su última participación en una Copa del Mundo, por lo que no tendrá más oportunidades de levantar el trofeo Jules Rimet. El centrocampista cerró a lo grande su etapa en el Barcelona con dos títulos, el de la Copa del Rey y el de LaLiga, y aterrizó con las mismas intenciones en tierras rusas. Junto a Iniesta, podrían decir adiós a la Selección otros iconos ilustres como Pepe Reina, Gerard Piqué o Sergio Busquets una vez acabe la participación de España en la Copa del Mundo 2018.

Lopetegui deja a una España sin tiempo a la reacción, pero con los pilares muy bien asentados. Durante su etapa de dos años, el equipo español mejoró en lo táctico, en el juego sin balón y en la velocidad en las transiciones. Además, su gestión de los asuntos polémicos ayudó a sanar heridas del pasado, cimentándose los nexos de unión entre los representantes del Real Madrid y del Barcelona como entre Ramos y Piqué.

¿Qué te parece?