Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, aseguró durante el tercer debate presidencial que cuando Andrés Manuel López Obrador fue jefe de gobierno capitalino entre 2000 y 2005 le otorgó contratos por 170 millones de pesos, sin pasar por ninguna licitación pública, al contratista José Manuel Rioboó.

-No tiene sentido lo que planteas –respondió López Obrador a Ricardo Anaya-. Te digo que no. Yo no soy corrupto.

-¿No es cierto, Andrés? –insistió Anaya.

-No –respondió López Obrador-.  

Pero la información es cierta.

De acuerdo con documentación oficial del Gobierno de la Ciudad de México, la compañía Rioboó SA de CV sí recibió, entre 2002 y 2005, cuatro adjudicaciones directas por un monto de 171 millones de pesos, todas para la construcción del Segundo Piso del Periférico, dos de ellas cuando López Obrador ya había dejado el cargo de jefe de Gobierno capitalino.

amlo-1_1522204701_1400X600_c_c_0_0

Las cuatro adjudicaciones fueron otorgadas a través del Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación del Distrito Federal (FIMEVIC), creado el 21 de diciembre de 2001 por la Secretaría de Finanzas capitalina.

La primera adjudicación directa, y la más cuantiosa, fue otorgada a Rioboó SA de CV en febrero de 2002 por un total de 161 millones 923 mil pesos.

El objeto del contrato fue la realización del “proyecto vial y estudios de impacto ambiental, urbano y vial, y el proyecto ejecutivo completo para la construcción de las vías rápidas de la Ciudad de México”.

La segunda adjudicación directa fue en octubre de 2004, por 933 mil 833 pesos, y el objeto del contrato es la “dirección responsable de obra”. Menos de un año después, en agosto de 2005, Rioboó SA de CV recibió otra adjudicación directa por 8 millones 028 mil pesos, para elaborar estudios y proyectos sobre las obras en los deprimidos de Tacubaya, Observatorio, Constituyentes, Acueducto Lomas y Prado Sur.

Tres meses más tarde, en noviembre de ese mismo año, Rioboó SA de CV fue beneficiada con otra adjudicación por 934 mil pesos.

Estas dos adjudicaciones fueron otorgadas poco después de la salida de López Obrador del Gobierno capitalino en julio de 2005, cuando dejó el cargo para enfrentar un proceso de desafuero.

¿Qué te parece?