El caso, investigado con protocolos de feminicidio, tiene tres líneas de investigación: un trabajador, el ex novio de la joven y la pareja sentimental de la madre.

Fueron halladas sin vida la académica de la UNAM, Graciela Cifuentes y su hija Sol Cifuentes, estudiante de Arquitectura, dentro de su domicilio, ubicado en la colonia Santa Rosa Xochiac, de la delegación Álvaro Obregón.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCMX) informó que las víctimas fueron atacadas por alguien que después incendió su casa, la cual estaba en reparación tras los daños del sismo del pasado 19 de septiembre.

El agresor se dio a la fuga en un automóvil Yaris color blanco, matrícula 651XCM, propiedad de ambas las mujeres, que lo robó después de efectuar el crimen.

El caso, investigado con protocolos de feminicidio, tiene tres líneas de investigación, pues las autoridades saben que el doble homicidio fue cometido con exceso de violencia y el móvil no fue por robo.

La primera hipótesis señala a uno de los trabajadores que reparaba el inmueble, quien días antes fue reportado y suspendido tras ser descubierto por Sol robando una estructura metálica; luego no se supo de su paradero.

El otro sospechoso, es el exnovio de Sol, identificado como Alan, egresado de la Facultad de Arquitectura, quién hasta el momento, no ha sido localizado. Y el tercero es la pareja sentimental de Graciela, un fotógrafo de nombre Benjamín. Según el vigilante lo vio salir en el automóvil robado el día del día del homicidio, de acuerdo con La Razón.

Redacción Radio Fórmula

¿Qué te parece?