Si eres de los que prefiere el chocolate amargo, ¡ten cuidado!: científicos de la Universidad de Innsbruck, Austria, acaban de llegar a la conclusión de que a los psicópatas les gusta el sabor amargo. Pero no solo eso, si además disfruta del café sin azúcar o el agua tónica, las posibilidades aumentan.

¿Qué dice el estudio?
Los investigadores austriacos estudiaron casi 1000 paladares diferentes antes de llegar a esta conclusión: las personas que prefieren la comida amarga tienden a ser más desagradables, vanidosas, egoístas, sádicas, narcisistas e incluso psicópatas.

De acuerdo con el estudio, los resultados sugieren que las personas que sienten placer con los alimentos o bebidas de sabor amargo, tienen una personalidad más oscura. Estos resultados son la primera evidencia de que las preferencias de sabor amargo están vinculadas a los rasgos de una personalidad malvada.

¿Cómo se hizo el estudio?
No solo uno, sino dos experimentos encontraron la asociación. En el primero, 500 personas fueron invitadas a evaluar cuánto les gustaban ciertos alimentos. Estos hombres y mujeres, con una edad media de 35 años, también completaron cuatro cuestionarios sobre su personalidad. Las preguntas fueron diseñadas con el fin de evaluar los niveles de agresión, provocación y tolerancia o tendencia a la violencia física.

Con este método, se encontró que aquellas personas que decían cosas como «disfruto atormentando a los demás» eran las mismas que aquellas que disfrutaban del agua tónica. El segundo experimento confirmó los resultados del primero, en más de 450 personas.

De acuerdo a los investigadores, el sabor amargo se convierte en una señal de maquiavelismo, psicopatía, narcisismo y sadismo. En cambio, las personas agradables, amables, simpáticas y cooperativas, tienden a disfrutar de otros alimentos que no son amargos.

Fuente: vix.com

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook