Conductores foráneos de pipas de gasolina expresaron su inconformidad debido a un supuesto desabasto del hidrocarburo en el Valle de Toluca, por lo que indicaron que pretenden manifestarse y cerrar entradas o salidas del centro de distribución de Pemex de la entidad mexiquense, en caso de no ser atendidos.

Uno de los distribuidores argumentó que algunos de sus compañeros han esperado por más de 48 horas el pase que les permita cargar el combustible a la pipa y dirigirse a su destino, y explicó que la razón del centro de Pemex es un supuesto desabasto, mismo que hasta el momento ha afectado a más de 50 distribuidores foráneos.

“Nos tienen aquí afuera y no nos dejan entrar, unos estamos desde antier y desde las cero horas, el detalle de esto es que ojalá tuvieran los pantalones de decirnos por qué es el desabasto, pero no te dicen nada, nomás te dicen que le dieron en la torre al tubo, que esto, que el otro, ese es el detalle”, comentó un chofer de pipa.

Añadió que otro de los problemas es que la policía de Tránsito de Toluca pasa por la zona en la que se encuentran estacionadas las pipas y los han infraccionado.

“Finalmente nosotros somos carne de cañón, porque a nosotros nos mandan los patrones y los patrones no nos apoyan, porque si ellos nos apoyaran tal vez esto no sería, porque si ellos estuvieran presionando allá no estaríamos nosotros en la calle, estamos estorbando, estamos conscientes, pero ¿a dónde nos vamos?”, concluyó.

¿Qué te parece?