Deja cientos de conductores atrapados en Escocia

EDIMBURGO/DUBLÍN (Reuters) – Una ola de tormentas de nieve procedente de Siberia golpeaba el jueves Reino Unido e Irlanda, afectados por el peor temporal desde 1991, que dejó atrapados a cientos de conductores en Escocia y obligó a cerrar miles de colegios y a suspender vuelos.
Con temperaturas por debajo de los 10 grados centígrados y acumulaciones de nieve de hasta 90 centímetros, Reino Unido e Irlanda emitieron su alerta roja más severa, que aconseja a la gente quedarse en casa porque los viajes son muy peligrosos. Para los próximos días se prevé más nieve y frío, incluidas tormentas heladas en Escocia.

Cientos de personas se encontraban atrapadas en sus autos en la autopista M80 entre Glasgow y Edimburgo. Se cancelaron vuelos y trenes tanto en Reino Unido como en Irlanda, mientras que hubo problemas similares de transporte en partes de Europa continental.

Un médico dijo a Reuters que el personal está atrapado por la nieve en un hospital cerca de Glasgow y otro doctor dijo a la BBC que un colega cirujano caminó cerca de tres horas ehasta la localidad de Paisley para realizar una cirugía por cáncer.

“Hemos visto mucha nieve por la noche, ventiscas y apilamientos”, dijo Clare Nasir, una meteoróloga del Met Office, el servicio meteorológico británico.“Las comunidades están aisladas y las carreteras están bloqueadas”.

En la estación de tren más transitada de Londres, Waterloo, más de la mitad de los viajes estaban cancelados o sufrían retrasos en la hora punta. Southern Railways dijo que un témpano de 2,5 metros en un túnel estaba retrasando los servicios.

Los precios mayoristas del gas subían el jueves a su máximo en al menos 10 años y la red eléctrica británica, National Grid, advirtió de un déficit en el mercado e intentaba comprar gas a los operadores para desbloquear cuellos de botella locales.

La ola de frío, bautizada como“la Bestia del Este”, está provocada por un salto en las temperaturas sobre el Ártico, conocido por los meteorólogos como calentamiento estratosférico repentino, que debilita la corriente que lleva aire cálido desde el Atlántico hasta Reino Unido e Irlanda.

Los dos principales aeropuertos de Reino Unido, Heathrow y Gatwick, anunciaron cancelaciones de algunos de sus vuelos. La policía de Lincolnshire, en el este de Inglaterra, informó que todas las carreteras están inaccesibles. Más de 150 vuelos fueron cancelados en el aeropuerto de Dublín.

La Met Office advirtió de la posibilidad de lluvias heladas en el sur de Inglaterra, mientras la tormenta Emma avanza hacia el norte desde Portugal y Francia, formando la que parece ser la peor ola de frío que vive Reino Unido desde 1991.

Reporte adicional de Michael Holden, Alistair Smout, Sabina Zawadzki, Andrew MacAskill en Londres y redacciones de Reuters en European; escrito por Sarah Young y Guy Faulconbridge; editado en español por Carlos Serrano

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook