Los 32 estados del país, en el período 2012-2016, acumularon 183 mil millones de pesos de irregularidades financieras que no han solventado ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Con los recursos pendientes por aclarar podría costearse cuatro veces la reconstrucción del país con motivo de los sismos de septiembre pasado, valuada en 48 mil millones de pesos por el Gobierno federal.

Según el Informe de la Cuenta Pública 2016, Veracruz encabeza el listado de entidades con mayores recursos por comprobar, con 36 mil 266 millones de pesos de presuntos desvíos.

La totalidad de las irregularidades se cometieron en el mandato de Javier Duarte (2010-2016), ex gobernador de Veracruz, encarcelando por diversos delitos desde hace unos meses.

En segundo lugar está Michoacán, con 21 mil 13 millones de pesos. El monto corresponde a las administraciones de Fausto Vallejo, quien ahora busca la alcaldía de Morelia; Jesús Reyna, encarcelando por narcotráfico; Salvador Jara, integrante de la campaña de José Antonio Meade, así como el primer ejercicio del actual mandatario, Silvano Aureoles.

Las irregularidades financieras detectadas en Michoacán y Veracruz representan 30% de lo observado en todo el país en cuatro años.

A su vez, durante el gobierno de Roberto Borge en Quintana Roo (2011-2016), la ASF halló anomalías por mil 734 millones de pesos. Dicho ex mandatario actualmente está encarcelando por presuntos actos de corrupción.

También en Chihuahua, cuyo ex gobernador, César Duarte, se encuentra prófugo de la justicia, están pendientes de aclarar tres mil 129 millones de pesos.

Los montos observados por la ASF constituyen dinero transferido por la Federación a las entidades para educación, obras, salud y seguridad pública, entre otros rubros; sin embargo, no se ejerció y se desconoce su destino.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook