El vicepresidente de Obras y Servicios Públicos dijo que se trata de un plan impulsado ‘por el imperio’ con la finalidad de causar intranquilidad en el pueblo y empañar las elecciones

CARACAS- Una bomba lacrimógena fue activada este lunes en el Metro de Caracas, en la estación de Metro Capuchinos de la Línea 1, sin causar heridos, un hecho por el que el Gobierno venezolano responsabilizó a Estados Unidos.

Lanzaron una granada lacrimógena en la estación de Capuchino, gracias a Dios cuando detonó o deflagró no lo hizo en un sector donde había mucha población», señaló el vicepresidente de Obras y Servicios Públicos, Luis Motta Domínguez.

En declaraciones al canal estatal VTV, el funcionario aseguró que este hecho es parte de un plan impulsado por “el imperio” para generar la intranquilidad y operaciones psicológicas al pueblo venezolano.

No lograron su cometido que era causar el desasosiego y la intranquilidad», aseveró.

Añadió que más temprano se había registrado una amenaza en la estación Plaza Venezuela, la cual es transitada por decenas de miles de personas diariamente, donde dejaron un dispositivo que, conforme a sus palabras, era una caja que causó suspicacia y que afectó el funcionamiento del transporte subterráneo.

Este no es un ataque al Gobierno de Nicolás Maduro sino al pueblo (…) para desestabilizar», insistió.

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro tuiteó que su homólogo estadunidense, Donald Trump, que llegó el momento de cambiar su agenda de agresión por una de diálogo.

¿Diálogo en Caracas o Washington DC? Hora y lugar y ahí estaré”, escribió en la red social.

Conforme al medio local El Nacional, este sería el tercer incidente con artefactos explosivos dentro del Metro caraqueño en este mes, pero hasta ahora no se han registrado heridos por estos hechos.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook