En un intento por sorprender a su novio con un grandioso regalo de Navidad, Amy compró un par de entradas de su banda favorita: los Red Hot Chili Peppers.

La ansiada fecha del concierto llegó y tras un vuelo a Belfast, Irlanda, ambos se enfrentaron 10 minutos antes del inicio del concierto con la cruda realidad: Amy había comprado boletos para un concierto de los Red Hot Chilli Pipers, la mejor banda de gaitas que podrás escuchar.

Nathan y Amy se tomaron con humor la tremenda equivocación y tras el concierto de los gaiteros, se declararon nuevos fanáticos.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook