CIUDAD DE MÉXICO.- En el noticiero de Ciro Gómez Leyva se dio a conocer que en el mes de diciembre dos presuntos delincuentes entraron a un restaurante en la colonia Hipódromo, de la Ciudad de México, y asaltaron a los comensales con un picahielo.

Se llevaron carteras y celulares, salieron del lugar caminando; una de las víctimas los siguió varias cuadras, los sometió y pidió apoyo a policías de Seguridad Pública que pasaba por el lugar para que fueran detenidos.

Los dos delincuentes terminaron en el Ministerio Público.

Se trata de Alan Ricardo Valdez Junco o Alan Valdez Hernández, y Rafael Antonio Ledesma; 3 denuncias fueron presentadas en su contra en ese momento.

A pesar de que resultaron responsables de cometer el delito de robo calificado, el juez Júpiter López Ruiz les concedió la libertad condicional.

Ahora, librarán 3 años y 9 meses de prisión con el pago de 15 mil pesos cada uno.

Las víctimas apelarán la sentencia del juez, alegando fallas al debido proceso.

El Ministerio Público acordó con el abogado de los asaltantes un procedimiento abreviado en donde los ladrones se declaran culpables y obtienen beneficios en la pena.

El juez lo aceptó, a pesar de que ninguna de las víctimas fue consultada.

El Gobierno de la Ciudad de México calculó el pasado mes de noviembre que 11 mil reos han sido liberados por falta de adecuaciones al nuevo sistema de justicia penal.

Según sus cálculos, casi una tercera parte de ellos cometió el delito de robo con violencia.

¿Qué te parece?