El jugador de Tigres, Jürgen Damm, fue detenido esta tarde en el interior de un restaurante de pollos asados ubicado en la avenida Gonzalitos de Monterrey.

Aunque lució aparatosa la manera como fue retirado de los baños del inmueble, con las manos inmóviles a su espalda y escoltado por un par de policías armados, a los pocos minutos fue liberado, según relataron a Mediotiempo fuentes cercanas al jugador.

En las redes sociales circuló el video del momento en que Damm es conducido al exterior del negocio, portando una sudadera en color celeste y con la gorra puesta.

Según versiones de la mencionada fuente, todo se resolvió afuera del restaurante, apoyado por representantes del club felino, pues se trató de un incidente vial, ya que al jugador le habían marcado el alto por traer vidrios polarizados en una camioneta nueva que no traía placas.

Al no hacer caso porque no identificó a los agentes como policías (ya que manejaban una camioneta blanca), el futbolista se asustó y buscó refugio en el mencionado local.

Apenas el 31 de diciembre pasado, Damm fue protagonista de otro incidente, ya que de manera accidental sufrió quemaduras en la cara al encender un cohete, por lo que terminó en el hospital y se perdió el inicio del Clausura 2018.

Fuente: Medio Tiempo

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook