En Kazajistán, un acróbata sufrió una aparatosa caída durante el espectáculo en vivo de “un cuento de año nuevo” donde niñas y niños disfrutaban del espectáculo acompañados de sus papás.

Sin embargo todo se tornó intenso cuando el acróbata no pudo controlar un giro mortal y cayó desde una altura de casi 15 metros.

Milagrosamente no murió, sin embargo se reportó que sufrió contusión cerebral y múltiples fracturas por lo que su estado se reporta como delicado.

Aquí te dejamos las impactantes imágenes no aptas para personas suceptibles.

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook