Propone Coparmex 6 medidas ante reforma en EU

Propone Coparmex 6 medidas ante reforma en EU Propone Coparmex 6 medidas ante reforma en EU Propone Coparmex 6 medidas ante reforma en EU

A partir del primer día del 2018, las empresas en Estados Unidos contarán con un nuevo marco fiscal que les pide menos impuestos o da mayores deducciones, lo que restará a México competitividad, aseguró la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la confederación, propone que con un Decreto Presidencial se autoricen a partir de ese mismo día al menos 6 medidas apremiantes, principalmente deducciones a prestaciones laborales, a inversiones y a las aportaciones para reservas para fondos de pensiones y extender el programa de repatriación de capitales.

“En COPARMEX proponemos inicialmente incorporar medidas urgentes que sólo requieren de voluntad política, mediante la implementación de un Decreto Presidencial para autorizar los siguientes estímulos a partir del 1 de enero de 2018 para enfrentar el nuevo marco normativo fiscal de Estados Unidos”, aseveró el titular de la confederación.

En su planteamiento de acciones autorizadas por un Decreto Presidencial vigentes desde el primer día del 2018 destaca que se reestablezca la deducción absoluta de las prestaciones laborales.

Actualmente, las prestaciones que los patrones otorgan a sus empleados como vales de despensa, becas educacionales y deportivas, fondos de ahorro, útiles escolares, reembolso de gastos médicos, dentales y funerarios, no son deducibles en un 47 o 53 por ciento.

Según la Asociación Mexicana de Actuarios Consultores (AMAC), el tope a la deducibilidad de prestaciones que entró en vigor en 2014 ha generado un incremento en el costo de la nómina que oscila entre el 3 y 8 por ciento.

También con la reforma fiscal de 2014 se incorporó a la Ley del ISR un límite para efectuar la deducción en un 47 o 53 por ciento de las aportaciones para la creación o incremento de reservas para fondos de pensiones o jubilaciones del personal, complementarias a las que establece la Ley del Seguro Social. Según la Coparmex, este límite a la deducción de las aportaciones a planes privados de pensiones, complementarios a los esquemas públicos, se ha traducido en una disminución del ahorro de los mexicanos.

Para estimular la economía el gobierno implementó este año, por Decreto Presidencial, un programa de repatriación de capitales en el que aquellos fondos que regresaran al país y permanecieran por lo menos dos años, gozaron de un impuesto preferencial de 8 por ciento al activo.

“Esta medida sin lugar a dudas es indispensable considerando particularmente que la reforma fiscal de Estado Unidos prevé un mecanismo de repatriación para sus contribuyentes”, considera la Coparmex.

Además de la media docena de medidas “urgentes”, el sindicato insiste en la necesidad de un análisis integral de las alternativas disponibles para transformar al sistema tributario mexicano hacia un modelo competitivo a nivel internacional, junto con una estrategia para impulsar el repunte de la economía en las regiones rezagadas, elevar la inversión privada y reducir la informalidad.

“Nuestro gran desafío, independientemente de la reforma fiscal en Estados Unidos, es generar expectativas de que efectivamente vamos a fortalecer el Estado de Derecho, con el fin de garantizar a los inversionistas estabilidad financiera, pertinencia en el gasto público, competitividad fiscal internacional y seguridad jurídica”, señaló el líder empresarial en su reacción a la aprobación de la Reforma Fiscal en el vecino país del norte y reitera la necesidad de un Periodo Extraordinario de Sesiones del Congreso de la Unión en enero para la discusión de las propuestas de la Confederación en materia fiscal.

A continuación, las 6 medidas fiscales “urgentes” por Decreto Presidencial que propone la Coparmex:

  1. Deducción plena de prestaciones laborales. Reestablecer este beneficio autorizando la deducción del 100% de las prestaciones de previsión social, que a su vez constituyan ingresos exentos para los trabajadores.

  2. Restablecer la deducción plena al 100% de las aportaciones efectuadas para la creación o incremento de reservas para fondos de pensiones o jubilaciones del personal, complementarias a las que establece la Ley del Seguro Social.

  3. Eliminar los efectos negativos de la retención definitiva del ISR del 10% por pago de dividendos a personas físicas. Los inversionistas deben de poder acreditar esa retención en su declaración fiscal donde se reflejan todos sus ingresos.

  4. Deducción inmediata de inversiones. Implementar nuevos esquemas de deducción acelerada de inversiones sin límite de ingresos para acceder al beneficio, a efecto de lograr promover la inversión, moderando su efecto recaudatorio por la aplicación del estímulo.

  5. Acotar facultades discrecionales. Es una de las mayores demandas entre los contribuyentes el acotar lo más posible ciertas facultades discrecionales de las autoridades fiscales para fortalecer una conducta objetiva en la aplicación de las disposiciones fiscales.

  6. Repatriación de capitales. El programa de repatriación retornó más de 330 mil millones de pesos. Dar continuidad a este programa contribuirá a un doble propósito, estimular la inversión en el país e incrementar la recaudación a través de la regularización de contribuyentes.