TECHO construye casas para damnificados del sur del Estado de México

TECHO construye casas para damnificados del sur del Estado de México TECHO construye casas para damnificados del sur del Estado de México TECHO construye casas para damnificados del sur del Estado de México

Desolación, desgracia, impotencia, frustración, pero sobre todo, miedo, eso fue lo que dejó el sismo del 19 de septiembre a los pobladores del sureste mexiquense, por eso los techeros levantaron las herramientas, las ganas, y llegaron a Ocuilan a descargar no sólo materiales, sino esperanza, y a construir no sólo casas de emergencia, también la oportunidad de un mejor futuro.

Para Eduardo Armeaga, director local de Techo Estado de México, “Después del 19 de septiembre, se inició la primera etapa de la contingencia para la construcción de las viviendas de emergencia, hicimos una visita a las viviendas afectadas tanto aquí en el Estado de México como en Puebla, Ciudad de México, Morelos y Oaxaca, fue un mes para las visitas para las comunidades afectadas, hicimos a jerarquización y determinamos las zonas en las que podíamos hacer una intervención”.

Recordó que tuvieron que tomar en cuenta el nivel de recaudación con el que cuenta la organización civil Techo, por lo que se decidió llevar a cabo la construcción de 100 viviendas d emergencia en el Estado de México, en distintas fases.

“Nos fuimos el 16 de noviembre, fuimos a construir las primeras 18 en el municipio de Ocuilan, en la comunidad de Santa Lucía, y tras dos días de construcción nos fuimos a Joquicingo para construir otras 17”.

Las casas de emergencia son módulos habitacionales de 18 metros cuadrados de 3×6, está hecha de madera recubierta con un material llamado fibracemento, tiene una durabilidad mínima de 20 años que puede extenderse hasta 40, dependiendo de la atención que reciba. Está cimentada en pisos de tierra y se puede levantar en un día si la construcción está a cargo de techeros experimentados, aunque la puede levantar una persona sin ningún conocimiento de construcción.

“En esta ocasión fueron con nosotros chicos desde 14 años de edad, hasta gente mayor que estuvo de parte de algunas empresas que donaron para la construcción. El costo de la vivienda que dimos al público para que pudieran donar a nuestra organización fue de 50 mil pesos, esto incluye los materiales de la vivienda, la logística, la investigación, la etapa de posconstrucción, eso lo cerramos para la etapa de emergencia porque el costo es más elevando usualmente”, añadió Eduardo.

La vivienda de emergencia está catalogada como un bien mueve, es decir, no necesita ningún permiso de construcción, lo que sí es que en esta etapa de investigación por el sismo del 19S, hubo casos en los que el terreno se convirtió de riesgo, por lo que las familias tendrán que ser reubicadas en terrenos que ya se donaron.

“En Joquicingo en particular los vecinos derribaron sus casas y las viviendas se pudieron construir ahí porque no hubo ningún tema de riesgo. En Ocuilan se tuvieron que hacer algunas reubicaciones, pero casi todos se quedaron en sus zonas”.

Si bien los mexicanos demostraron sus lazos de fraternidad durante los primeros días de la emergencia, incluso rebasando la necesidad de víveres, a dos meses de la emergencia la ayuda se necesita de nuevo, es por ello que Techo se hermanó con otras asociaciones para seguir enviando víveres.

Además, la sociedad en general se puede sumar a la construcción de las casas de emergencia y así poder dotar de esperanza y un techo digno a los damnificados, no sólo del Estado de México, también en Oaxaca, y otros estados damnificados, mismas que arrancan 16 de diciembre.

“A través del correo voluntariadoestadodemexico@techo.org se pueden sumar a las acciones locales, tendrán los voluntarios que aportar una cuota de recuperación que contempla un seguro contra accidentes, una playera y la comida de todos los voluntarios, es de 400 pesos por persona. Aunque contamos con herramienta por parte de la oficina, todavía estamos recibiendo donaciones de palas, matracas, barretas, desarmadores, martillos, feloxómetos de 8 metros, que son utilizados al armado de las viviendas”.

El llamado de Techo Estado de México es a los jóvenes que se reactivaron a partir de la tragedia del 19S, pues creen que ellos no son el futuro, sino la actualidad, por lo que piden que se sumen a las acciones de reconstrucción del país a través de cualquier organización.

“Ya volteamos a ver a las comunidades, no las vayamos a olvidar, los mexicano ya tomamos el país, no lo vamos a dejar. Desde cualquier trinchera que se puedan unir”.

Si quieres sumarte a las construcciones en distintas zonas afectadas, techo.org aquí puedes encontrar las fechas y destinos, para el estado de México serán en enero y febrero.