Cinco cuerpos descuartizados en límites Oaxaca y Veracruz

Cinco cuerpos descuartizados en límites Oaxaca y Veracruz Cinco cuerpos descuartizados en límites Oaxaca y Veracruz Cinco cuerpos descuartizados en límites Oaxaca y Veracruz

También se reportaron dos asesinatos la noche del viernes, uno en la región de la Sierra Sur y otro en el Istmo

Cinco cuerpos descuartizados de personas hasta ahora no identificadas, fueron hallados hoy en los límites del municipio de Loma Bonita, estado de Oaxaca, con la localidad de La Capilla, Veracruz.

De acuerdo con informes de la Policía Estatal, en hallazgo ocurrió a un costado de la carretera federal 145, Ciudad Alemán-Sayula, con rumbo a la población de Sabaneta.

Los cuerpos también se hallan decapitados y desnudos; personal ministerial del estado de Veracruz arribó al sitio para iniciar las indagatorias correspondientes.

Por otra parte, en Oaxaca se reportó el asesinato de dos personas este viernes; el primero de ellos en la comunidad de San Cristóbal Amatlán, perteneciente al distrito de Miahuatlán, en la región de la Sierra Sur, donde fue ultimado a balazos un individuo.

El segundo caso ocurrió en Juchitán de Zaragoza, cuando presuntos delincuentes dieron muerte a un guardia de seguridad privada, que pretendió impedir un robo a domicilios del fraccionamiento “La Reforma”; fue identificado como Oswaldo J. R. y era originario del a comunidad de Unión Hidalgo.

Al menos cinco personas fueron asesinadas en las últimas 12 horas en el estado de Oaxaca, una de ellas el esposo de la dirigente municipal del PRI en Chahuites, localidad de la región del Istmo de Tehuantepec.

La tarde del pasado jueves [ayer], en el interior de una farmacia, fue ultimado con disparos de arma de fuego un individuo identificado como Jorge Toledo Blas, cónyuge la presidenta priista en Chahuites.

Por la noche, se informó del asesinato de una persona del sexo masculino, de nombre Tomás N., en el callejón General Charis de la Novena Sección de Juchitán de Zaragoza.

Imagen tomada de El Universal/Oaxaca
Mientras que la mañana de este jueves fueron localizados tres cadáveres en los límites entre Chiapas y Oaxaca. Los cuerpos fueron encontrados embolsados a un costado de la carretera federal 190 en el tramo San Pedro Tapanetepec-Cintalapa, aproximadamente en el kilómetro 20.

Según el informe policial, dos de los hombres eran originarios de Chahuites, población de la región del Istmo de Tehuantepec y fueron identificados como Manuel Martínez, de 40 años de edad, y Enrique García de 29 años de edad.

Amenaza Policía

Por otra parte, el portal informativo Ruta 135, del comunicador Fernando Palacios Cházares, informó que un elemento de la Policía Estatal –dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca– con destacamento en el distrito de Sola de Vega, fue denunciado por intimidar con un arma de fuego a menores de edad que integran una banda de música, para que continuarán amenizando una fiesta privada en la agencia San Pedro Chicozapotes, municipio de Cuicatlán.

De acuerdo con el acta de hechos, “cuya copia obra en poder de Ruta135”, la banda de música “La Joya de la Cañada”, conformada por 12 menores de edad originarios de San Pedro Chicozapotes, fueron contratados para amenizar un cumpleaños el pasado domingo, en la misma localidad.

A las 19:00 horas, cuando el contrató había concluido, los integrantes de la banda solicitaron el pago de 750 pesos por el servicio ofrecido. Sin embargo, familiares de la persona festejada arribaron en estado de ebriedad al lugar de la fiesta cuando los músicos se disponían a retirarse.

Al no llegar a un acuerdo para el pago de tiempo extra, los integrantes de la banda de música informaron que se irían del lugar a pesar de que solamente les habían pagado 500 pesos, desconocimiento el contrato previo.

La decisión de los músicos inconformó a un Policía Estatal que se encontraba en la fiesta, identificado como Josué Hernández Arellano, quien con un arma de fuego en mano sentenció que ninguno de los menores de edad saldría del domicilio si no continuaban amenizando la celebración.

Imagen de El Universal
Además, de acuerdo con la declaración de los menores, el elemento de seguridad pedía a sus familiares que le pasaran una escopeta que se encontraba recargada en una pared de la casa.

Padres de familia de los integrantes de la banda de música indicaron que los menores salieron aterrorizados del lugar tras la amenaza del policía; algunos de ellos presentaron crisis nerviosa y continúan temerosos de su seguridad.

Tras este acontecimiento, los padres como los integrantes de la agrupación musical denunciaron formalmente los hechos ante el agente municipal y el alcalde de San Pedro Chicozapotes.

En tanto, la Fiscalía Local de Cuicatlán solicitó la comparecencia del policía estatal asignado al distrito de Sola de Vega para que responda a la acusación de los integrantes de la banda de música “La Joya de la Cañada”.

Redacción El Debate