¡Alerta! El mundo en extinción

¡Alerta! El mundo en extinción ¡Alerta! El mundo en extinción ¡Alerta! El mundo en extinción

Por Mónica Fragoso

Estimado lector, las últimas reflexiones que hemos hecho sobre lo comprometido que se encuentra nuestro planeta y toda forma de vida que lo habitamos, nos han hecho tomar con mayor seriedad las advertencias que estamos recibiendo, como lo que ocurrió el pasado lunes.

Déjame platicarte que 15 mil científicos del mundo provenientes de 184 países firmaron una carta a la que denominaron “Advertencia de los científicos del mundo a la humanidad: Un segundo aviso” y que fue publicada para la revista BioScience. Recordemos que el primer aviso fue realizado por mil 700 expertos en el año de 1992 y fue una iniciativa lanzada por la Union of Concerned Scientists.

Ahora bien, en esta segunda advertencia se hace un llamado enérgico a cambiar nuestra forma de comportarnos, pues de seguir por este camino, podría existir una posible extinción masiva, pues los problemas ambientales son peores de lo que pensamos y de lo que eran hace 25 años.

Las principales amenazas graves se encuentran en las crecientes emisiones de carbono por el uso de combustibles fósiles, las malas prácticas agrícolas poco sustentables, el calentamiento global, la deforestación, la reducción de las fuentes de agua, la pérdida de vida animal y el aumento de las zonas oceánicas.

Lo importante es que no todo está perdido, pues la carta también contiene 13 medidas que se deben de implementar de forma urgente como hacer más accesible los métodos anticonceptivos a la población,la promoción de dietas basadas en más vegetales, la utilización de energía renovable, la erradicación del tráfico de especies silvestres y la caza furtiva ilegal.

Sin duda para evitar que esto se vuelva una catástrofe y que sea demasiado tarde, tenemos que entender que un esfuerzo individual se suma a uno colectivo, el cambio empieza por nosotros, empecemos por utilizar menos productos envasados, ahorremos agua y energía eléctrica, reduzcamos nuestra basura, alimentémonos de productos naturales, etc.; eso nos ayudará a cambiar el rumbo de nuestro planeta.