Luego de adquirir una sala con un vendedor ambulante, una usuaria de YouTube compartió el incómodo momento en el que descubre su desagradable relleno.

Toallas sanitarias y pañales desechables se escondían debajo del hule que se rompió fácilmente. Sin embargo, y aún con las pruebas, la joven no consiguió que le devolvieran su dinero, aunque las imágenes se viralizaron rápidamente con el fin de denunciar este tipo de fraudes.

Fuente: SDP Noticias

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook