Una joven asistente a la marcha contra el feminicidio de Mara Fernanda Castilla, realizada en la Ciudad de México, reconoció a su violador, hombre quien intentó esconderse en la plaza ubicada en Reforma 222.

Una compañera de la presunta víctima declaró dentro del complejo que ella y varias mujeres más lo habían perseguido hasta que él se refugió dentro de una bodega, además de que irían detrás de “cada pinche violador”.

Minutos después arribó al sitio la patrulla número MX-104-C1 de la Secretaría de Seguridad Pública, cuyos uniformados sacaron al supuesto implicado de la plaza y lo trasladaron al Ministerio Público, donde se investigará el caso.

No obstante, la joven que lo señala como su violador se negó a presentar la denuncia ante el MP, e inclusive, a recibir ayuda de defensores de Derechos Humanos, pues considera, ellos solo defienden a los agresores y no a las víctimas.

Fuente: El Universal

¿Qué opinas?

Síguenos en Facebook