Entre escritores e inteligencia artificial

06-09-2017 hace 2 años

Alheli Abundis

 

 

“De los diversos instrumentos del hombre, el más asombroso es, sin duda, el libro. Los demás son extensiones de su cuerpo. El microscopio, el telescopio, son extensiones de su vista; el teléfono es extensión de la voz; luego tenemos el arado y la espada, extensiones de su brazo. Pero el libro es otra cosa: el libro es una extensión de la memoria y de la imaginación”.

Jorge Luis Borges

 

Una delgada línea rige la vida y la muerte, lo existente e inexistente, lo posible y lo que estamos por alcanzar.

El ser humano y su ambición, el desprecio de sus atributos y la añoranza de un porvenir diferente; cuanto más busca, más se aleja y olvida lo más importante dentro de sí: su esencia.

 

Antecedente

Tay, fue un chatbot creado por Microsoft que fue lanzado a Twitter y en un lapso de 24 horas se convirtió en adicta al sexo, nazi y antifeminista.

 

El humano es capaz de crear a partir de sus sentidos; su olfato, vista, tacto… Aunque a menudo olvida que no todo lo que se puede tocar existe, y no todo lo que no se puede percibir, es inexistente.

¿Si valgo porque existo, entonces qué distingue a una planta de una mesa de madera?, ¿quién existe y quién no?

Existo, por supuesto, pero mi condición de existencia se definirá a partir de una idea; un conjunto de humanos que creemos en la vida como una condicionante de valor; un conjunto de normas que regularon un sistema capaz de proteger esa misma vida a través de Derechos Fundamentales; un conjunto de pensadores que imaginaron un mundo de valor sobre existencia, de vida sobre inercia.

Entonces, la planta es vida, tiene valor. La mesa de madera en cambio, contiene elementos de lo que alguna vez fue vida, pero esos elementos no son suficientes para dotarla de valor; existe, pero no vale.

Diferencias

Partiendo del principio que la inteligencia humana inicia la construcción intelectual a partir del lenguaje, aquí señalamos las principales diferencias entre el lenguaje humano y el creado por máquinas con inteligencia artificial:

Procesamiento masivo de datos.

Sin figuras retóricas (metáforas).

No hay relativismo lingüístico (abstracciones).

Capacidad de decisión sin contexto social (empatía).

 

Entendiendo la comparación de la planta y la mesa, y desde luego también, las principales diferencias entre el lenguaje humano y artificial, viene a mi mente otra interrogante, ¿si la inteligencia artificial fue creada a partir de un elemento humano, una máquina podría considerarse valiosa?

Hasta ahora, todo parece muy claro… Todo parece…

 

Posturas

Se ha originado una disputa de opiniones entre Elon Musk y Mark Zuckerberg.

 

Elon Musk, CEO de Tesla, Space X, Neuralink, entre otras:

“A nadie le gusta ser regulado, pero todo (coches, aviones, alimentos, drogas, etc.) que es un peligro para el público está regulado. La inteligencia artificial también debe serlo”.

“La inteligencia artificial es un riesgo fundamental para la existencia de la civilización humana”.

“Hasta que la gente no vea a los robots matar a personas por la calle no se entenderán los peligros de la inteligencia artificial”.

“He hablado con Mark sobre esto. Su entendimiento del tema es limitado”.

 

Mark Zuckerberg, CEO de Facebook:

“Soy optimista. Creo que las personas con una visión tan negativa tratan siempre de exponer casos apocalípticos. No lo entiendo. Es algo realmente negativo y, de alguna manera, bastante irresponsable”.

“Siempre que escucho a la gente diciendo que la inteligencia artificial va a lastimar a la gente en el futuro… La tecnología generalmente se puede usar siempre para el bien y el mal, y tienes que ser cuidadoso con lo que construyes y cómo será usado”.

 

Imaginemos un escenario planteado por la literatura y llevado al cine, en el que las máquinas creadas a partir de inteligencia artificial, juegan un papel sentimental en el día a día humano. Imaginemos un niño abandonado por sus padres a la suerte de un orfanato, al que le ha sido asignada una máquina capaz de responderle cuando la humanidad calla, de protegerlo cuando la humanidad ha tratado de dañarlo, de abrazarlo cuando la humanidad lo ignora.

 

Conclusiones

Elon Musk patrocina la compañía sin fines de lucro OpenAI, la cual tiene como misión descubrir y promover el camino hacia la inteligencia artificial segura.

Una iniciativa de OpenAI, derrotó a los mejores jugadores de la plataforma online Dota 2.

Facebook se vio en la necesidad de desconectar sus chatbots después de que habían creado su propio idioma, incomprensible para los humanos.

 

Quizá el valor nació en la individualidad del pensamiento y se impregnó en la edificación de la sociedad.

La imaginación que se convierte en realidad, una idea, un concepto: humanismo. Se vuelve realidad.

Un robot que existe y es capaz de acompañar. Se vuelve realidad.

Quizá el valor, que nació en lo personal y se convirtió en realidad, termina su ciclo regresando a lo personal.

Lo que vale para mí, no vale para el niño.

Lo que vale para el niño, no vale para ti.

 

Después de todo qué puedo saber yo; solo soy un humano que escribe con metáforas, abstracciones y empatía… Esas mismas que las máquinas dotadas de inteligencia artificial suprimieron porque con base en su pensamiento lineal perfecto, decidieron que no tenían valor…

@MarcoReyesMX